Menú Portada
No afronta reformas estructurales

El Círculo de Empresarios dice que los Presupuestos acelerarán la crisis

Octubre 14, 2009

El Círculo de Empresarios aseguró hoy que los Presupuestos Generales del Estado de 2010 amenazan con convertirse en un acelerador de la crisis y añadió que no afrontan ninguna de las importantes reformas estructurales que necesita la economía española.

pq_874_zapatero-salgado.jpg

Así consta en el documento presentado hoy por el presidente del Círculo, Claudio Boada, y por el presidente del Comité de Política Económica, Fernando Eguidazu, bajo el título “Presupuestos Generales del Estado de 2010: Unas cuentas insostenibles”.

Según Boada, como ya ocurrió en los Presupuestos de este año, la austeridad de las cuentas de 2010 es insuficiente y contienen medidas contraproducentes para salir de la crisis.

En su opinión, los ciudadanos están hartos de las descalificaciones entre los partidos y de que primen sus intereses, y criticó que los Presupuestos se aprueben gracias a contraprestaciones que no tienen nada que ver con las cuentas.

Además, aseguró que la subida de impuestos no implicará un incremento de la recaudación, debido a que la economía española, a diferencia de otros países desarrollados, está aún lejos de la recuperación.

En este sentido, el Círculo subrayó que aumentar los impuestos que gravan el capital suponen un desincentivo al ahorro y a la inversión.

También pidió que la rebaja de cinco puntos en el Impuesto sobre Sociedades no se limite sólo a las pymes con menos de 25 empleados y que hayan mantenido empleo, sino que se amplíe a todas las empresas que reinviertan beneficios y así contribuyan al empleo.

Sobre la subida del IVA, el Círculo auguró que reducirá el consumo, si las empresas lo trasladan a precios, o recortará márgenes a las empresas, si no suben precios, con lo que afectará a su viabilidad, y, por tanto, al empleo.

Boada subrayó que el alza de los impuestos es un error si se quiere acelerar la actividad económica y recalcó que denostar a los empresarios es una injusticia.

Asimismo, Eguidazu incidió en que el Gobierno no debe planificar cuál debe ser el nuevo modelo competitivo de la economía española sino que lo que debe hacer es, mediante las políticas de oferta, generar las condiciones idóneas para que los agentes económicos perfilen el nuevo modelo.

El Círculo también insistió en que para alcanzar la consolidación fiscal es decisiva la actuación de las comunidades autónomas, a las que el Gobierno debería exigir una “auténtica” corresponsabilidad fiscal.

A su juicio, la reforma del sistema de financiación autonómica exacerba el gasto por parte de los gobiernos regionales.

Eguidazu afirmó que el gasto se puede recortar con la eliminación de algunos organismos públicos o ministerios, con la reducción de la plantilla de funcionarios, con la eliminación de asesores o controlando el excesivo gasto de las comunidades autónomas.

Según Eguidazu, en la actualidad hay tres millones de personas trabajando en las administraciones públicas que suponen un coste de 124.000 millones de euros, y que implica que cada cotizante pague 7.000 euros para las nóminas de esas administraciones.

En cualquier caso, reconoció que a corto plazo no hay ningún posible ajuste de gasto que cubra una brecha del déficit del 10% del PIB al que puede llegar España.

Asimismo, ironizó que los Presupuestos pueden ser más sociales de lo que dice el Gobierno, si continúa aumentando la partida destinada a la prestación por desempleo.

Por otra parte, Eguidazu consideró que es una buena medida que el Gobierno piense que en la actual coyuntura es más importante que se ayude a mantener la liquidez de la empresas, retrasándoles el cobro de las cuotas, a que la Seguridad Social tenga mayor liquidez.