Menú Portada
Debido a la clasificación que recibe la información procedente de este Organismo

El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) no presentó las cuentas del año 2006 “por su normativa reguladora”

Junio 21, 2009

Según consta en los Presupuestos Generales del Estado de aquel año existe una diferencia de 393.678.000 euros entre los créditos y las provisiones de ingresos de distintos organismos, “consecuencia lógica de la no inclusión en la CGSPA de las cuentas de la Confederación Hidrográfica del Tajo y del CNI”


Parece que tienen inmunidad y en este caso no parlamentaria. El director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Alberto Saiz, comparecerá el próximo martes en el Congreso de los Diputados para explicar las informaciones publicadas que apuntan a que usó medios públicos de los servicios de inteligencia para fines privados. Al parecer utilizó al menos en seis ocasiones dinero público del Centro Nacional de Inteligencia para satisfacer sus aficiones deportivas, cazar y pescar, según denuncian directivos y agentes de los servicios secretos. La mayor parte de estas actividades se desarrollaron entre julio de 2006 y julio de 2008 en el continente africano y, en algunos de esos viajes, Saiz utilizó un avión Falcon del Ejército del Aire. Como el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante las elecciones del 7J.

Además de los viajes, ha recibido las siguientes denuncias:

– Que las obras en la residencia personal de Saiz han supuesto un desembolso de “más de 350.000 euros y la mano de obra la puso el Centro”.

– Que ordenó a tres agentes del grupo E de la Administración que armados con gafas de buceo y un cepillo le limpiaran desde dentro su piscina privada. Uno de ellos se negó.

– Que utiliza un todoterreno comprado por el CNI para sus cacerías -que los agentes deben limpiar habitualmente de la sangre de los animales- y guarda en frigoríficos del Centro las piezas que mata en ellas (ciervos, venados, jabalíes…).

– Que agentes del CNI compran y trasladan desde Galicia todos los años la cosecha de patatas de un familiar.

– Que ´pinchó´ el teléfono de casa de un amigo porque quería espiar a su asistenta, ya que hablaba mucho con su novio.

Tambores de guerra en el CNI

Casi nada. Pero con estos antecedentes quizás se explique que la Cuenta General del Sector Público Administrativo (CGSPA), no incluyera las cuentas del antiguo CESID correspondientes al ejercicio de 2006. La razón para la falta de integración de las referidas cuentas, según consta en la Memoria del mencionado Organismo, fue “debido a la clasificación que recibe la información procedente del CNI en su normativa reguladora”. De hecho, según consta en los Presupuestos Generales del Estado de aquel año existe una diferencia de 393.678.000 euros entre los créditos y las provisiones de ingresos de distintos organismos, “consecuencia lógica de la no inclusión en la CGSPA de la Confederación Hidrográfica del Tajo y del CNI”.
Un misterio más que añadir a las interioridades del Centro Nacional de Inteligencia. Por cierto, tambores de guerra suenan en este Organismo público, es un decir, tras las informaciones desveladas por el diario El Mundo. Y todo apunta a que podemos encontrarnos ante un nuevo caso del uso irregular de fondos reservados no centrados precisamente en el citado Alberto Saiz.