Menú Portada

EL CANGREJO QUE PERDIÓ SUS PINZAS

Octubre 12, 2014

Habitualmente, los cangrejos suelen ser avariciosos. Aunque hayan conseguido su comida, si perciben que el vecino está degustando un manjar más exquisito que el suyo, intentan quitárselo, gustan de pelearse y para tal fin, además de para cazar, emplean sus dos pinzas delanteras. Un día, nuestro cangrejo vio en el mar su reflejo y dijo para sí: «¡Estoy cansado de ser un bichejo! ¿Sabéis lo que os digo, pinzas? ¡Que aquí os dejo!»; y sin más, se desprendió de ellas. ¿Qué sucedió después?

pq_929_cangrejo_pinzas.jpg