Menú Portada
Le han recomendado no seguir adelante con las querellas preparadas

El cambio de estrategia de Pipi Estrada

Junio 16, 2009

Desde que se anunció que su romance con Miriam Sanchez se había terminado in eternum, el periodista Pipi Estrada anda algo enrarecido. Tanto, que anunció interponer querellas contra sus propios compañeros. Ahora, desde la tranquilidad, piensa en no seguir con el enfrentamiento legal.

pq_801_pipii.jpg

Mucho ha llovido desde que hace un par de semanas la periodista Karmele Marchante anunciara en exclusiva que Miriam Sánchez había puesto el punto final al romance que mantenía con el periodista José Manuel Estrada. Desde aquel entonces, la polémica ha envuelto el ocaso de una relación que llevaba resquebrajada desde hace más de medio año. Dormían juntos, pero sus relaciones sexuales y confidencias sólo formaban parte del recuerdo. Hace meses, cuando anunciamos en exclusiva en este periódico que su historia de amor se había quebrado, recibí la llamada encolerizada de Pipi que desmintió tajantemente una realidad que, incluso sus vecinos, habían asimilado con sosiego. Ahora, tras la confirmación, el periodista deportivo se enfrenta a los fantasmas del pasado. Sin embargo parece dispuesto a reprimir a sus propios compañeros para que no aireen las glorias y miserias de su idilio con la ex reina del porno convencional. Ha anunciado haber emprendido medidas legales para mantener intacto su honor, pero todavía no está todo dicho.
Me cuentan que abogados amigos del periodista le han aconsejado no formalizar las denuncias que ha interpuesto a troche y moche. Insisten en que las querellas que ha firmado no tienen ningún futuro, sobre todo porque las afirmaciones controvertidas carecen de peso delictivo. Además, es evidente el beneficio económico que Pipi ha obtenido con sus respuestas en diversos programas de televisión mediante conexiones telefónicas y con su propia presencia en el plató de ‘La Noria’ de Telecinco. Quizás porque es consciente de que todo quedará en agua de borrajas, Pipi baraja la posibilidad de no continuar con los procesos criminales y huir de la polémica, a pesar de estar contando todo lo contrario. Me consta que está preocupado y alarmado por lo que pueda contar Miriam sobre una relación tan amarga como insufrible. Ahora habrá que esperar para saber cómo se resolverá la custodia de la hija de ambos. Aseguran que Pipi está dispuesto a luchar por quedarse con la niña y verla crecer, experiencia que nunca vivió con el resto de sus hijos.
 Por Saúl Ortiz saul@extraconfidencial.com