Menú Portada
LOS NÚMEROS DE PÉREZ TOURIÑO (III)
Las cajas gallegas prestaron un 60% del total de deuda a largo plazo

El bipartito dejó a la Xunta hipotecada por 8.404 millones hasta 2049

Septiembre 19, 2010

PSOE y BNG cerraron las cuentas de 2007 con más de 4.110 millones en compromisos de deuda

A largo plazo la suma de préstamos y obligaciones suponían 3.083 millones

Los avales concedidos vivos superaban los 224 millones con un riesgo vivo de 64 millones


Caixa Galicia y Caixanova están cerrando un proceso de fusión traumático, tras cerrar el proceso de fusión en las últimas semanas, en estos días ya ha anunciado su intención de prejubilar con un 85% del sueldo a al menos 1.100 empleados y cerrar 400 oficinas, 300 de ellas en Galicia.

Clave en cerrar este proceso de fusión ha sido el papel de la Xunta de Galicia, y de su presidente Alberto Núñez Feijoo, algo normal si vemos la difícil herencia financiera que ha heredado del anterior gobierno del bipartito.

Compromisos de deuda a largo plazo

A cierre del 2007, el total obligaciones a largo plazo suponían 2.273.526.758,04 euros a los que sumar 809.473.408,10 euros en préstamos, un total de 3.083.000.166,14 euros. El principal acreedor era Caixa Galicia,  con 1.610 millones a los que sumados a los 250 millones prestados por Caixanova, dan un total de 1.860 millones un 60% del total de compromisos de pago de la Xunta, muy por encima del Banco Europeo de Inversiones e incluso seis veces más de lo que debía a los dos principales bancos españoles, Santander y BBVA.

Si sumamos lo comprometido a corto plazo, el total a pagar en los años siguientes, llega hasta los 4.112.017.512,28 euros,  así en plena crisis, cuando hay que contener los gastos y los ingresos son menores, tiene que devolver 365 millones en 2011 y 345 millones en 2012, incluso en un año tan lejano 2035 ya cerró el pago de 208 millones, veintiocho años antes.

Además de todo ello, tuvo que sumar 224 millones en avales vivos concedidos con un riesgo de 64 millones.

Pagar más en intereses que en inversión

 

Si la devolución de deuda llegaba hasta el 2035, los compromisos de gasto llegaban mucho más allá, hasta el 2049 y hasta una suma que supera los 8.404 millones de euros, una cifra que en 2010 supuso 1.010 millones de euros un 12,02% , y en 2011 y 2012 suponía  459,3 millones y 426,3 millones, sólo en estos tres difíciles ejercicios 1.896 millones, un 22,55%.

 

Pero lo más llamativo y preocupante es que sólo en intereses en 2010 y 2011 pagará 194 millones de euros, una cifra que se dispara hasta los 969 millones en total hasta el 2049, mientras que las inversiones reales suponen 837 millones, es decir la Xunta paga por los intereses de su deuda 132 millones más, un 13,6% en gastos financieros que en inversiones que generan riqueza.