Menú Portada
PSOE y BNG bloquea bajar el salario de los directivos de la CRTVG

El bipartito deja la Televisión Gallega con un agujero de 27 millones de euros

Septiembre 8, 2009

El PP consigue recortar sus directivos un 20% pero los consejeros nacionalistas y socialistas bloquean una disminución del salario

La anterior directiva presentó unos resultados “maquillados” con un superavit de 86.841 euros

La nueva directiva ha revocado el informe financiero por no presentar una imagen real


Un error contable, una argucia fiscal, puede llevar a que una sociedad maquille un resultado negativo a positivo, pero para disimular 27,1 millones de deuda y convertirlos en beneficio hace falta mucho más que eso.

Así, la Compañía de Radio Televisión autonómica acumula una deuda que, la nueva dirección estima, supera los 27 millones de euros. Antes del cambio del Gobierno, sus antiguos gestores presentaron las cuentas correspondientes al ejercicio de 2008. Estas cuentas reflejaban ya salvedades y excepciones a las que los miembros designados por socialistas y nacionalistas hicieron caso omiso a las recomendaciones de los auditores y aprobaron.

El resultado es que donde había un saldo positivo de 86.841 euros se convierte en un agujero de 27 millones de euros. Este cambio solo refleja “atender” las puntualizaciones indicadas por los auditores, y aplicar las correcciones al resultado contable.

A pesar de estos resultados, a pesar del déficit acumulado, a pesar de la crisis, PSOE y BNG no quiere saber nada de austeridad, así mientras que el PP ha conseguido reducir el 20% el número de directivos, no ha conseguido que estos bajen sus salarios. La culpa el bloqueo de los consejeros del PSOE y del Bloque Nacionalista Gallego.

El PP presentó una iniciativa para recortar en un 5% el salario de estos altos cargos, media que no se consiguió llevar a cabo por la abstención de socialistas y nacionalistas que alegaron que la propuesta formulada por el PP no serviría para reducir costes.

Es curioso que aleguen este argumento los mismos que como ha reflejado el Consello de Contas multiplicó por seis el gasto en personal eventual y nombró 47 directivos incumpliendo la normativa legal.