Menú Portada
El caso comenzó en el año 2008

El BBVA de Francisco González denunciado por estafa

Noviembre 30, 2010

La Guardia Civil lleva una investigación sobre operaciones fraudulentas paralelas con cuentas corrientes de clientes que no sabían nada al respecto

Se tiene conocimiento que desde la entidad principal del BBVA  en la localidad cacereña de Trujillo se realizaban paralelamente operaciones bancarias ajenas a sus clientes

El Juzgado número 1, decano de la localidad de Trujillo, instruye ya el caso


La Guardia Civil de Cáceres lleva a cabo una exhaustiva investigación sobre la presunta estafa cometida por la entidad BBVA, que preside Francisco González, ya que cuando un cliente realizaba una operación con dicha entidad bancaria, paralela y presuntamente, desde esta entidad se ejecutaba otra diferente de la cual el cliente no tenía conocimiento alguno. El caso se remite sólo, por ahora, a la oficina principal del BBVA en la localidad cacereña de Trujillo. El Juzgado de Instrucción número 1, decano de esta localidad, ya ha comenzado con la instrucción de las diligencias previas.

La investigación del caso se remonta al año 2008 cuando un cliente, José Retamosa Martín, comenzó a comprobar que cuando realizaba una operación bancaria con dicha entidad del BBVA, paralelamente y presuntamente, le realizaban otra con la que él no tenía nada que ver y que no conocía, salvo sus números de cuenta y su dirección familiar y profesional. Así, en su denuncia se puede leer que “es a partir de finales de 2008 cuando empiezo a revisar y clasificar toda la documentación que obra en mi poder y me quedo perplejo, poniendo posteriormente y a través de las correspondientes denuncias, todo el caso en conocimiento de la Guardia Civil”.

¿Práctica generalizada?

En concreto, en las denuncias que investiga la Guardia Civil y que adjuntamos en este artículo, hay al menos cuatro grandes operaciones financieras fraudulentas realizadas por el BBVA, donde paralelamente a lo que firmaba el cliente, la entidad bancaria presidida por Francisco González hacia otra cosa distinta, tanto en importes como en las pólizas de seguros firmadas. Así, en la denuncia del cliente Retamosa se indica sobre ellas que “a posteriori descubro que están vinculadas a dos préstamos que yo nunca he firmado”.

También en la denuncia de José Retamosa se puede leer que cuando este cliente tenía su propia empresa y sus propios empleados descubre un documento del BBVA donde se dice lo contrario, que este señor está “vinculado como trabajador autónomo y obrero especial de una empresa de Trujillo”. En dicho documento consta además una tarjeta Visa Clásica y un número de operación bancaria. “En ese escrito, para remate, pone la dirección donde estaba ubicada mi empresa. También se indica que firmo un préstamo por valor de 40.000 euros en noviembre de 2008 y que poco tiempo después, y sin tener el más mínimo conocimiento, descubro que existe un fondo de inversión por importe de 40.000 euros vinculado a mi cuenta”.

La Guardia Civil dispone de toda la documentación que justifica esta presunta estafa: denuncias, movimientos bancarios y, en general, toda la documentación que acredita la presunta estafa del BBVA. Ahora, la instrucción judicial y policial investiga si se trata o no de una práctica generalizada de esta entidad bancaria. Un  reconocido despacho de abogados de Madrid lleva ya, desde el punto de vista de la defensa de este cliente, el caso que judicialmente instruye el Juzgado número 1 de Trujillo y que puede dar mucho de sí, según las fuentes consultadas.

Juan Luis Galiacho