Menú Portada
Villarreal, Athletic, Mallorca, Osasuna y Manchester le aguardan en Liga, Copa y Champions

El Barcelona enfila otros 17 días en los que puede sumar los tres títulos de la temporada

Mayo 7, 2009

Lo que comenzó siendo una utopía está cada vez más cerca de ser realidad. El FC Barcelona del debutante Pep Guardiola tiene al alcance de la mano los tres títulos de la temporada. Metido en las dos finales coperas, en Liga necesita sumar dos victorias o esperar que el Real Madrid no gane un partido. Este domingo, en el camp Nou, ante el Villarreal, podría cantar ya el primer alirón de su año fantástico. Para ello necesita que el Madrid no gane en Valencia y a su vez sumar ellos los tres puntos ante el cuadro castellonense. Esperar una semana más tampoco le importa a estas alturas.

pq__drogaarbitro.jpg

Tras la noche mágica de Londres y el gol in extremis de Andrés Iniesta ante el Chelsea (1-1) en un partido revestido de polémica con hasta cinco jugadas en las que se pudo pitar penalti perfectamente –y el árbitro no lo hizo en ninguna-, el sueño de la triple corona ya es posible. El Barça ya está en la final de Champions del 27 de mayo (Roma), con lo que es subcampeón de las tres competiciones si las cosas se le tuercen, que nada lo hace presagiar. Ningún equipo español lo ha logrado jamás y sólo un europeo, el Manchester United, su final de Roma, lo ha logrado hasta el momento.
Lo mejor del caso es que nada hacía presagiar que el equipo culé llegara a esta situación cuando allá por el mes de junio Joan Laporta nombra entrenador a Pep Guardiola más que nada para salvar su propia cabeza ante la moción de censura a que fue sometido por su masa social cansada de sus despropósitos. Lo que fue un parapeto ante la crisis social se convirtió en su mayor acierto desde que accediera al cargo. Y eso que los dos primeros partidos de Liga se saldaron con derrota (1-0 en Soria) y empate (1-1 ante el Rácing) y un aluvión de críticas. Pero los de Pep enderezaron el rumbo y concluyeron la primera vuelta de la Liga con 16 victorias, una derrota y dos empates –el segundo ante el Getafe también en el Camp Nou (1-1), batiendo récords.
La historia ya la conocen. Une quipo de records que pese a la gran segunda vuelta del Real Madrid alcanzó su cénit con el 2-6 de hace ocho días en el Bernabéu. Entre medias hay que añadir las diferentes eliminatorias de Copa del Rey hasta llegar a la final con el Athletic –el próximo miércoles, en Mestalla-, más el paseo por Europa hasta esta semifinal con el Chelsea, al que o ha logrado vencer (0-0 y 1-1), pero el valor doble de los goles en campo contrario le ha aupado a la final, no sin polémica y con el clamor de la prensa inglesa, europea y parte de la española. Evidentemente fue un triunfo polémico por el arbitraje, pero a la postre se hizo justicia con el fútbol de uno y otro.

A rematar la faena

Y llegado a este punto toca rematar la faena. El primer asalto, el domingo en el Camp Nou ante el Villarreal. Dado que el Real Madrid juega el sábado en Valencia, pudiera ocurrir que si los blancos no ganan los blaugrana cierren el título copero ganando su choque. Pero dado que hay margen y teniendo la final de Copa el miércoles 13, tampoco sorprendería que los culés se relajaran y centrase la atención en la final copera.
Esa llegará el miércoles en Mestalla. El rival, el Athletic, ha coqueteado muchas jornadas con el descenso y desde hace años navega en tierra de crisis. Esta final llega después de 25 años, de aquella célebre del Bernabéu también ante el Barça con el título conquistado por los vascos (1-0) y los lamentables incidentes con Maradona y las agresiones múltiples hacia la estrella argentina por parte de los rojiblancos. Este año le ha ganado los dos partidos (0-1 y 2-0), pero sin jugar bien. La final se antoja otra cosa, con los leones empleando el juego sin contemplaciones ante las exquisiteces blaugranas. Ojo al árbitro, el sevillano Medina Cantalejo que es de tarjeta fácil y a buen seguro que no le importará sacarlas a pasear.
Superada la Copa el Barça entrará en aguas tranquilas. Si todavía no es campeón de Liga, tendrá dos oportunidades consecutivas para lograrlo. Primero el 17 de mayo en Palma de Mallorca, fecha en la que el Madrid jugará en Villarreal. Según lo ocurrido este próximo fin de semana, igual les basta un empate o incluso ni eso si el Madrid no gana en Castellón. Da la sensación de que pueden elegir dónde celebrar el título. Porque el 24, recibiendo al Osasuna, tendrán otra ocasión por si les falta todavía algo, que me huele que no.
Dada la ambición del equipo y con todo a su alcance no sorprenderá que los de Pep busquen el récord de goles en la Liga que tiene el Real Madrid de la Quinta del Buitre con 107. A día de hoy llevan 100 y cuatro partidos para hacer ocho goles. Si esa meta se la proponen, que tiemblen las defensas.
Pero la gran cita de la temporada llegará el 27 de mayo, en Roma, con la final de la Champions. El actual campeón, Manchester United, será su rival. Sin dudas, los dos mejores equipos del mundo, con las mejores estrellas del mundo futbolístico en sus filas. Era el partido soñado hace meses por los grandes aficionados. Y ya está aquí. Para coronar el triplete blaugrana o el de los ingleses, porque también el United pelea por la Copa y la Liga de Inglaterra. Si usted tiene 3.000 euros para gastarse en una entrada de la reventa, igual ya es demasiado tarde.