Menú Portada
https://track.adform.net/C/?bn=17156992 1x1 pixel counter :

El Barça intentará a la desesperada un golpe de efecto en el cierre de mercado

Septiembre 1, 2017
bartomeu

 Todos esperan -esperamos- una última sorpresa del Barcelona en el cierre de mercado. La ventana estival (ya finalizada en la mayor parte de países europeos) se prolonga 24 horas más en España (hasta la medianoche de este viernes 1 de septiembre), con lo cual hay tiempo para un nuevo truco de Bartomeu y Cía. Ha sido este un mercado infausto para la directiva culé, que ha tenido que soportar mofas varias, desplantes del vestuario y varios rechazos significativos. Se puede decir que el descontrol reina en Can Barça, con Piqué (o quién sea) a los mandos.

A estas alturas, cualquier movimiento es posible: desde Coutinho hasta Di María pasando por Dybala. Para que lo entendamos, el Barça pillará lo que pueda cual beodo trasnochado a las puertas de una discoteca. En época de rebajas no suele haber chollos. El que aquí suscribe se atreve a afirmar que, pase lo que pase, la imagen del club seguirá siendo nefasta.

Por lo demás, las últimas horas del mercado veraniego nos han dejado algunas cosas interesantes. Por ejemplo, en forma de enésima oportunidad. Lo será para Fernando Llorente, que vuelve a la primera plana con su fichaje por el Tottenham merced a su buena temporada en el Swansea. También para Bojan Krkic, que llega cedido al Alavés por parte del Stoke. La suya es una historia de talento diluido. También hay segundas oportunidades para idilios futbolísticos, como el de Lucas Pérez y el Deportivo. Jugador y club han peleado por su amor, aunque en principio sólo será temporal (llega cedido sin opción de compra). Y bueno, Mbappé estará en el PSG pero eso ya lo sabíamos todos. Ahora lo divertido será adivinar cuánto costará el once de Emery.

España se la juega ante Italia

Y a todo esto, la selección española se la juega ante Italia (sábado 2 de septiembre, 20:45, TVE) en el Santiago Bernabéu… y con Piqué en el césped. Lo que parecía una encerrona hace un tiempo ahora se ha convertido en una oportunidad para que Ramos saque a pasear sus contradicciones: no piten a Piqué, pero háganlo con Bale. Sea como fuere, esperemos que no se ofrezca una imagen de cazurrismo al mundo y la gente se centre en lo capital, que no es otra cosa que sellar el pase al próximo Mundial de Rusia.

La antesala de la gran cita del próximo verano servirá para dirimir quién va directo y quién tiene que purgar con la incómoda repesca. Tanto victoria como derrota serían definitivas para los de Lopetegui (una por bien y otra por mal) mientras que un empate mantendría el suspense hasta el final. Es un partido extraño, de contrastes, en el que se mezcla el aroma vetusto con la juventud. Villa ha vuelto y podría ser titular, Asensio es la sensación y podría ejercer de falso nueve y hasta ambos podrían ser de la partida. Lo del asturiano no está mal visto por la afición, más que nada por ser la (vieja) novedad. Es curioso porque esa misma afición ya ve a Iniesta como simple revulsivo y aboga por la inclusión de nuevos elementos. En eso precisamente ha estado trabajando Lopetegui desde su llegada al banquillo nacional, en introducir nuevas piezas que él conocía a la perfección. Esta será su prueba de fuego ante un equipo siempre competitivo y que previsiblemente intentará ahogar la circulación de balón española. Es -con diferencia- el mejor partido de la fase de clasificación. Este sí que hay que verlo.

Felipe de Luis Manero

@FelipedeLuis99