Menú Portada
https://track.adform.net/C/?bn=17156992 1x1 pixel counter :

El Barça inicia su temporada en los despachos: Necesita fichar más y mejor para igualar al Real Madrid

Junio 30, 2017
robert fernandez

Fondo de armario. Esa es la retahíla que han tenido que soportar los aficionados del Barcelona durante toda la temporada cuando se buscaban explicaciones a la superioridad del Real Madrid. Es verdad que el banquillo del club blanco ha mejorado al del equipo hasta ahora dirigido por Luis Enrique. La plantilla del Madrid estaba más compensada y las rotaciones no han hecho sino confirmar la tendencia en una y otra escuadra: jugadores enchufados y con hambre en Chamartín, futbolistas superados por las circunstancias en Can Barça.

Hace un año el Barça fichó a seis jugadores: André Gomes (35 millones), Paco Alcácer (30 millones), Lucas Digne (16,5 millones), Samuel Umtiti (25 millones), Jasper Cillessen (13 millones) y Denis Suárez (algo más de 3 millones). Algo más de 122 millones por un puñado de jugadores que, en general, no han cumplido las expectativas. En el extremo positivo, podríamos destacar a Umtiti, que sí ha dejado buenas sensaciones y apunta a un fijo en la zaga culé en un futuro cercano. En el negativo, colocaríamos a André Gomes y Alcácer, que han sido el foco de las críticas durante la campaña que acaba de terminar. El resto se encuentra en el purgatorio. Algunos, como Denis Suárez, se han quejado recientemente de las escasas oportunidades que les dio Luis Enrique. Veremos si su situación cambia con Valverde.

Lo que está claro, en cualquier caso, es que la diferencia entre el banquillo del Barça y el del Madrid ha sido poco menos que sideral. Luis Enrique, cuando las cosas venían mal dadas, se daba la vuelta y observaba un auténtico erial. La nada. Eso debe cambiar en el próximo curso.

Las miradas, sobre Bartomeu y Robert Fernández

¿Cuáles son exactamente las razones por las que al Barcelona le está costando tanto atinar con sus fichajes? No están claras, pero se deja entrever una inesperada dificultad a la hora de afrontar operaciones con jugadores de primer nivel. Da la sensación de que los que llegan siempre son ‘planes B’. Ahora la lista de prioridades está encabeza por Marco Verratti (Wikipedia ha dado por hecho el fichaje del jugador por el Barça en los últimos días, aunque ya vuelve a colocarse en el PSG). La salida del mediocentro del PSG no se antoja sencilla e incluso se especula con la necesidad de que el futbolista se declare en rebeldía, una maniobra que no ha sido utilizada en demasía por el Barcelona. La llegada de otros jugadores como Bellerín (Arsenal) o Dembelé (jugador del Borussia Dortmund que ha sido visto en Manchester en los últimos días) tampoco parece cercana. Es verdad que aparecen otros nombres en la lista, pero están más abajo en cuanto a nivel (Nelson Semedo o Gerard Deulofeu, por ejemplo). En el caso de Deulofeu, precisamente este viernes es el último día para que el Barça ejerza su opción de recompra por 12 millones de euros. Pero incluso estos jugadores de perfil más bajo ponen trabas para llegar a la ciudad condal. Según algunas informaciones, el delantero de la Real Sociedad, Willian José, habría sido el último en decir no al Barcelona. ¿Qué está pasando?

Robert Fernández intentaba dar una explicación recientemente: “Por descontado que la plantilla se reforzará y llegarán jugadores importantes. El principal problema que tiene nuestro club es la grandeza que tiene. Algunos jugadores temen que jugarán poco y se niegan a venir”. No obstante, en esta misma intervención continuaba jugando a la ambigüedad y sacando pecho por lo realizado la temporada pasada: “Estamos contentos con los fichajes de la campaña pasada porque pensamos que este año darán un paso muy importante en su carrera”. Por su parte, Bartomeu prefiere colocar la pelota en el tejado del director deportivo: “No voy a decir nombres, pero confío en el trabajo de Robert”. El presidente sigue sin mojarse.

La urgencia en el capítulo de fichajes es máxima, sobre todo teniendo en cuenta que una moción de censura sobrevuela la testa de Bartomeu y que Laporta empieza a revolotear con fuerza. Eso, y que la maquinaria del Madrid no para: Ceballos, Sandro, Mbappé… La distancia es cada vez más grande.

Felipe de Luis Manero

@FelipedeLuis99