Menú Portada
El equipo de Juande ve como los blaugrana no ceden ni un punto, pese a los siete triunfos seguidos

El Barça, a ritmo de récord, pulveriza los registros del Real Madrid de hace un año

Febrero 9, 2009

Mientras el Real Madrid debate en los despachos su futuro institucional inmediato, en los terrenos de juego el equipo blanco no consigue descontar ni un solo punto de los doce que el FC Barcelona le cogió en los últimos días de Schuster y el primer partido de Juande Ramos. Al menos los capitalinos han conseguido asegurarse la segunda plaza del torneo liguero, lo que es un mal menor.

pq__paseillo.jpg

Hace sólo un año, el Real Madrid arrollaba en la Liga española. A falta de tres jornadas se proclamaba campeón matemático, consiguiendo además el récord histórico de puntos: 85. Fue además el equipo más goleador del campeonato (84 goles) y el menos goleado (36). El Barcelona sólo pudo ser tercero, lo que le llevó a tener que disputar la fase previa de la Champions. Los blaugrana sumaron 67 puntos, 18 menos que el Madrid.
Hoy, cuando llevamos 22 jornadas de campeonato, la situación es completamente diferente. Al Barcelona no hay quien le tosa. Ha ganado 19 partido, empatado dos y perdido uno, lo que le lanza en una proyección aritmética hacia números nunca antes vistos en nuestra Liga. Como dicen muchos, lo único que queda por saber es en qué jornada se proclama campeón, si supera los 85 puntos (hoy tiene ya 59) y si batirá el récord de goles en una temporada que posee el propio Madrid con 107 goles de la época de John Benjamin Toshack.
¿Y qué ha cambiado de un año a otro? Sólo unas “cosillas”. La primera, que mientras el Real Madrid se encasquilló en el fichaje de Cristiano Ronaldo, el Barcelona recomponía su plantilla con jugadores como Dani Alves, Piqué y Keita, por ejemplo, además de dar un rumbo total con Pep Guardiola. La segunda, que mientras en el Madrid se desataban los problemas internos, en la Ciudad Condal se daba libertad absoluta a la parcela deportiva para salir de una profunda crisis.
Por todo, y partiendo de que el pasado verano el presidente azulgrana Joan Laporta se sometió a un voto de censura, que ganó porque no se alcanzó el porcentaje que marcan los estatutos, aunque perdió claramente el favor de los socios, el Real Madrid debe solucionar ya su crisis institucional. Unas elecciones en julio harán que la futura junta directiva haya perdido el mes de los fichajes, junio, con lo que el “milagro” azulgrana va a ser difícil de imitar.