Menú Portada
De momento no hay sanción para la tasadora de las Cajas de Ahorro

El Banco de España se olvida de TINSA e inicia la caza de las pequeñas tasadoras

Octubre 15, 2009

A pesar de las noticias sobre el inicio de una inspección este verano aun no hay noticia de sanción ninguna

Tampoco se actúo en plena burbuja inmobiliaria a pesar de las advertencias sobre las altas valoraciones sobre los inmuebles

En cambio si ha multado y retirado la licencia a la empresa Eurotasa


Hace unos meses saltó la noticia en algunos medios sobre la apertura de una inspección sobre Tinsa, según la información, el Banco de España tenía seis inspectores trabajando en la tasadora inmobiliaria, la tasadora inmobiliaria de las cajas, para verificar las valoraciones que ha hecho hasta el momento de los activos que poseen las citadas entidades de ahorros. Muchos apuntaron entonces que la intervención de Caja Castilla-La Mancha había acelerado esa inspección.

Y es que a nadie escapa que gran parte de los problemas financieros de muchas cajas nacen del negocio inmobiliario, de dar hipotecas de hasta el 100% del valor de los inmuebles a diestro y siniestro, con valoraciones más que elevadas efectuadas por Tinsa mayoritariamente en el caso de las cajas. El negocio era redondo, las cajas financiaban a la empresa inmobiliaria, luego colocaba las hipotecas a los particulares de forma digamos “muy rapida” y si no había para la entrada, se financiaba hasta el 100% o por un precio que superaba el valor de compra, avalado por una tasación que hacía una “empresa del grupo” que por supuesto hacía caja, ya que cuantas más tasaciones, mejor es la cuenta de beneficios.

A toro pasado

A todo ello, Economía y el Banco de España no actuaban, sólo cuando las fichas del dominó empezaron a caer y el sector a desplomarse y dar problemas, empezarón a tomar medidas. Así el pasado año el Ministerio de Economía y Hacienda obligó a que para asegurarse de que las tasaciones que se realizan como garantía hipotecaria se ajustan lo más posible al valor real de los bienes inmuebles y no están sobrevaloradas, que el cálculo del valor de tasación de toda vivienda deberá ir precedido, entre otros documentos, de información catastral de los inmuebles y a través de la Ley Hipotecaria, y establecer la posibilidad de inhabilitar de forma definitiva a las sociedades de tasación que hayan “faltado a la veracidad” en sus valoraciones de los inmuebles, que posteriormente se utilizan como garantía de los préstamos hipotecarios.

La nueva normativa considera esta práctica como una infracción “muy grave”, que puede llevar aparejada la pérdida de homologación para prestar los servicios de tasación, además de una multa económica por importe de hasta el 1% de los recursos propios de la entidad, con un límite máximo de 300.000 euros.

Las primeras en caer

Aun así, las tasadoras más importantes parece que de momento salen indemnes de la cacería del chivo expiatorio, pero no las pequeñas. Así, a la empresa Eurotasa, S.A., se la ha sancionado con la pérdida definitiva de la homologación para prestar servicios de tasación, imponiendo multas a sus consejeros de 7.000 euros, 25.000 euros y 30.000 euros por «la emisión de certificados o informes de tasación en cuyo contenido se aprecie de forma manifiesta una falta de veracidad en la valoración y en particular la falta de concordancia con los datos y pruebas obtenidos en la actividad de valoración efectuada».

Nada más lejos que lo que ha hecho la mayoría del sector, pero si caen las grandes, se puede poner en entredicho la labor de los supervisores. Suma y sigue.