Menú Portada
La empresa de construcción dirigida por Rafael del Pino cuenta en su haber con varias denuncias

El Ayuntamiento popular de Molina de Segura destina más de 3 millones de euros a Ferrovial para terminar las obras del Museo de la Muralla, cuya apertura se anunció 4 años atrás

Octubre 27, 2014
pq_929_muralla_arabe.jpg

En Molina de Segura (Murcia) están en unos sectores de enhorabuena, y en otros, de pésame. En el primer caso hay que destacar que el regidor murciano, Eduardo Contreras Linares, -quien gobierna desde el 2007 por el Partido Popular– asistía el pasado jueves 16 de octubre en Bruselas al acto de firma oficial de adhesión del municipio a Alcaldes Adapt, o en otras palabras, el Pacto de la Iniciativa de Alcaldes sobre Adaptación al Cambio Climático, puesto en marcha por la Dirección General de Acción Climática de la Comisión Europea en marzo de 2014. Solo 53 municipios han suscrito dicho pacto, por lo que Molina de Segura se sitúa a la vanguardia de la protección del medio ambiente.

Sin embargo, en la propia gestión del medio ambiente -y del turismo- cometen errores. El 19 de enero de 2011 el stand de la Región de Murcia de la XXXI Feria Internacional de Turismo Fitur acogía la presentación del Museo del Enclave Muralla (MUDEM) sito en el municipio de Molina de Segura. La propuesta pretendía convertir al enclave de la Muralla en el epicentro cultural de la ciudad previendo que el Museo del Enclave Muralla (MUDEM) entraría en funcionamiento a lo largo del 2011. El recinto rodea el espacio de la muralla medieval de Molina de Segura y consta de una estructura de 125 metros hallada en 2005 que todavía hoy conserva seis de sus torres y una puerta de doble codo de gran interés arqueológico.

Prisas en vísperas de año electoral

Sin embargo, turistas y curiosos no han podido todavía disfrutar de los dinámicos itinerarios y contenidos del MUDEM. En la propia página web del Ayuntamiento se puede leer acerca de la demora que ha tenido la puesta en marcha del proyecto: “en los próximos meses está prevista la inauguración de un proyecto emblemático para la ciudad de Molina de Segura y para el Patrimonio Cultural tanto en el ámbito regional como local”.

Y es que es todavía ahora, casi cuatro años después, cuando el Gobierno del Ayuntamiento de Molina de Segura ha adjudicado el contrato para realizar la “obra de finalización del Museo de la Muralla (Original: Centro de Interpretación de la Muralla Árabe y Archivo Histórico Municipal), Molina de Segura”. La cantidad, nada desdeñable, supera los 3 millones de euros (3.321.090 euros como presupuesto base de licitación).

La adjudicataria que ha escogido la Mesa de Contratación, Ferrovial Agroman, forma parte de la matriz Ferrovial y  es la “sociedad cabecera de la división de construcción que lleva a cabo esta actividad en todos los ámbitos de la construcción tanto de obra civil, edificación y obra industrial”. A pesar de ser ésta una socia habitual del Gobierno central y de los gobiernos autonómicos, el historial del grupo presidido por Rafael del Pino no se presenta, ni mucho menos, inmaculado. En los albores de 2012, Ferrovial era denunciado por la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad (PMcM) al haber incumplido -presuntamente- su obligación en lo que se refiere a los pagos que tienen pendientes con sus proveedores. Más recientemente, el Tribunal de Cuentas decidió investigar el contrato entre Cespa (Ferrovial), y el Ayuntamiento madrileño de Colmenar Viejo (regido por el popular Miguel Ángel Santamaría Novoa) por presuntos incumplimientos en lo acordado.