Menú Portada
Frente abierto entre el líder local Juan Alberto Belloch y la presidenta de la Comunidad Luisa Fernanda Rudi por la Ley de Capitalidad

El Ayuntamiento de Zaragoza reclama al Gobierno de Aragón 50 millones de euros para 2021 pero no corrige sus cuentas que “no expresan la imagen fiel del patrimonio y de la situación financiera”

Febrero 17, 2015

Los fondos propios del cabildo y la cartera de inversiones financieras en el capital de sociedades mercantiles se encuentran sobrevalorados
No se han imputado al presupuesto de gastos obligaciones correspondientes a bienes, servicios y obras por casi 160 millones de euros
Teniendo en cuenta las correcciones de la Cámara de Cuentas de Aragón, el remanente de Tesorería resultaría negativo por 132 millones de euros en lugar de los apenas 7 millones que marca el Ayuntamiento maño


En una de sus últimas ediciones Extraconfidencial.com se hacía eco del comportamiento transgresor que se ha instaurado recientemente en las instituciones públicas de Zaragoza, precisamente en su cabildo. Tras analizar como el Ayuntamiento capitalino incumplía importantes normativas tanto en el terreno contractual como en el subvencional, ahora desvelamos como las irregularidades descubiertas por la Cámara de Cuentas de Aragón no se reducen a estos dos ámbitos. Tanto es así que la confusión reinante en el consistorio dirigido por el socialista Juan Alberto Belloch parece haberse extendido a las relaciones bilaterales que mantiene con el Gobierno de Aragón, presidido por la popular Luisa Fernanda Rudi. Recientemente, y muy a pesar de los intereses de la región,se han roto las negociaciones entre gobierno local y autonómico para tramitar la Ley de Capitalidad. El problema, como casi siempre, fue la asignación económica. Mientras la Junta de Aragón prometía un máximo de 24 millones de euros y 4 millones durante el primer año, el consistorio reclamaba 50 millones fijos en 2021 y 25 en 2016. Y es que nunca llueve al gusto de todos.

Pero, ¿qué haría el Ayuntamiento de Zaragoza con este Fondo de Capitalidad? Esperemos que su gestión sea mucho más acertada que la del ejercicio 2011. El último Informe de Fiscalización practicado a la entidad asegura que “la Cuenta General del Ayuntamiento de Zaragoza no expresa la imagen fiel del patrimonio y de la situación financiera del Ayuntamiento a 31 de diciembre de 2011, ni de los resultados de sus operaciones, ni de la liquidación de sus presupuestos correspondientes al ejercicio anual 2011, de conformidad con el marco normativo que resulta de aplicación y, en particular, de los principios y criterios contables contenidos en el mismo”. Una situación inestable que haría tambalear los cimientos de cualquier administración.

Apariencias de fondos que no existen

¿Cómo se ha llegado a tales desviaciones? Buena parte de los fondos propios del Ayuntamiento de Zaragoza se encuentran sobrevalorados. Así, las inversiones destinadas al uso general han sido estimadas en un valor superior al real, en una cuantía que no es posible determinar. He aquí el primer error. Siguiendo esta línea, la cartera de inversiones financieras del consistorio maño, en el capital de sociedades mercantiles, se encuentra sobrevalorada en 22.741.367 euros, al no haberse realizado las oportunas correcciones valorativas.

Además, en el capítulo de irregularidades económicas también destacan más de 47 millones (47.224.750 euros) de euros como derechos pendientes de cobro por ventas de terrenos que no han sido perfeccionadas y por lo tanto no se ha producido la efectiva transmisión de la propiedad de las mismas. Unos 47 millones de euros que se van al limbo y que rozan lo que el Ayuntamiento le pide al Gobierno de Aragón para 2021. 

Gastos ocultos

Los gastos del Ayuntamiento de Zaragoza se han intentado maquillar de múltiples modos. No se han imputado al presupuesto de gastos obligaciones correspondientes a bienes, servicios y obras devengados o recibidos por el consistorioen el ejercicio 2011 y anteriores, por importe de 158.118.082 euros de los que más de 21 millones de euros no han sido objeto de contabilización alguna. En cuanto a los acreedores existen importantes diferencias entre los saldos confirmados y los reflejados en la contabilidad del cabildo zaragozano. Un total de 38 acreedores (11 por deuda menor y 27 por reclamar un mayor saldo) muestran diferencias con el cabildo aragonés por más de 40 millones de euros.

Con todo, el remanente de tesorería resultaría negativo por 132.599.109 euros, teniendo en cuenta las correcciones realizadas por la Cámara de Cuentas de Aragón y aplicadas éstas. La realidad que ha coloreado el Ayuntamiento de Zaragoza, es otra bien distinta: un remanente negativo de tan solo 7.062.348 euros. Una diferencia del 1.885 %.