Menú Portada
¿Qué esconde la alcaldesa y senadora socialista Ana Luisa Durán Fraguas?

El Ayuntamiento de Villablino no presenta sus cuentas desde el año 2005

Octubre 26, 2009

Ha recibido diferentes requerimientos desde el año 2007 para regularizar su caótica situación económica y financiera

No cumplir los requerimientos desde hace 18 meses, sólo le ha costado una multa de 901,52 euros a su alcaldesa

Ana Luisa Durán es también vicepresidenta de la comisión de industria del Senado


Villablino, es la capital de la comarca leonesa de Laciana, se encuentra entre las comarcas de Babia, Omaña, El Bierzo y el Principado de Asturias. Constituye el mayor centro comercial, económico y social del noroeste de León. Su ayuntamiento es el 6º de la provincia en lo que refiere a población y su alcaldesa, Ana Luisa Durán, además de ocupar este puesto es Senadora por Leon y vicepresidenta de la comisión de Industria del Senado.

Un punto más que debería ser de aliciente para gestionar de forma correcta su municipio, pero todo lo contrario, no sabemos si le preocupa más su carrera política nacional que la municipal, pero lo cierto es que las irregularidades en la gestión del ayuntamiento de Villablino se han acumulado y siguen acumulándose que incluso han llevado a las más altas instancias a fiscalizar las actividades económico financiera del consistorio.

Así la Comisión Mixta del Senado, ya instó a la Corporación a que adoptara las medidas necesarias para reequilibrar la situación financiera con la inmediata realización de un plan financiero de saneamiento, que se elaboraran los presupuestos específicos para cada ejercicio cumpliendo el objetivo del equilibrio financiero entre gastos e ingresos y que se presentaran, aprobaran y rindieran las cuentas generales dentro de los plazos legales, reflejando fielmente la verdadera situación financiera y patrimonial de la Entidad.

Asimismo, se instó a que el Ayuntamiento efectuara una relación de puestos de trabajo ajustada a sus necesidades, garantizando que los procesos de selección de personal cumplieran los principios de transparencia, igualdad, mérito y capacidad y que se respetara la legalidad en el ámbito de la contratación administrativa, evitando los fraccionamientos indebidos o la inclusión de criterios de selección inadecuados, además de que se programaran las inversiones de manera que los fondos públicos contribuyeran adecuadamente al desarrollo del municipio, contando con la financiación necesaria y estableciendo un calendario de ejecución razonable y adaptado a sus circunstancias.

Inicialmente, el 24 de abril de 2008, se aprobaron unas directrices técnicas para esta fiscalización referida al ámbito temporal fijado por la Comisión Mixta, a fin de evaluar los procedimientos internos del Ayuntamiento, la representatividad de las correspondientes cuentas generales y si la gestión económico-financiera se desarrolló conforme a la legalidad aplicable, en especial verificando si se cumplió con el objetivo de equilibrio financiero entre ingresos y gastos.

Pero a pesar de ello, los trabajos preliminares tuvieron que suspenderse en julio de 2007, dos meses después de que fuera elegida por última vez la alcaldesa y senadora socialista, debido a que la cuenta de 2005 se encontraba sin elaborar y la contabilidad de 2006 ni siquiera estaba cerrada, y por consiguiente la cuenta general de 2005 no se había rendido, aun cuando los plazos legales previstos estaban ampliamente superados.

A pesar de que se le concedió un plazo, vencido este, el Ayuntamiento de Villablino no había informado en ningún momento de la situación de la correspondiente contabilidad ni rendido ninguna de las cuentas de los ejercicios a fiscalizar, lo que determinó que el Pleno del Tribunal de Cuentas de 28 febrero de 2008 acordase la formulación de un requerimiento conminatorio para que en el plazo de un mes presentara las cuentas correspondientes a los ejercicios 2005 y 2006, debidamente aprobadas por el Pleno de la Entidad Local. Dentro de ese plazo de un mes, la Alcaldesa volvió a solicitar un nuevo aplazamiento por un período mínimo de seis meses, ya que consideraba necesario disponer de ese tiempo adicional para poder solucionar los problemas de índole contable y aprobar las cuentas generales.

No obstante, comoquiera que a fin de octubre de 2008 éstas no se habían rendido, el Pleno del Tribunal en sesión de 27 de noviembre de 2008, a la vista del incumplimiento del requerimiento formulado, otorgó a la Alcaldesa-Presidenta del Ayuntamiento de Villablino y al Ministerio Fiscal, por plazo común de diez días, previo para imponer una multa de entre 60,10 € y 901,52 €.

Dentro del plazo de los diez días concedidos no se rindieron las cuentas generales. La Alcaldesa únicamente remitió la liquidación del presupuesto de 2005, sin mención alguna a la situación de la contabilidad del ejercicio 2006.

Como consecuencia de que tras dieciocho meses de continuados aplazamientos no había rendido ninguna de las cuentas generales, el Pleno del Tribunal de Cuentas impuso a la Alcaldesa una multa de 901,52 €.

Todo un ejemplo para una discípula del presidente del Gobierno, para ocultar una situación caótica que les presentará extraconfidencial.com en las próximas ediciones.