Menú Portada
Hasta 2002 fue práctica habitual no registrar contablemente un elevado volumen de gasto

El Ayuntamiento de Villablino debe a proveedores más de siete millones de euros por servicios y obras

Octubre 28, 2009

El Ayuntamiento no mantiene un control efectivo de esta deuda

Tan sólo ha atendido una pequeña parte de las obligaciones ratificadas en vía judicial

Durante años no pagó a la Seguridad Social y a Hacienda por IRPF


Mientras que llega un segundo Plan E, para financiar obras, la gran mayoría de las corporaciones locales acumulan deudas y arruinan a miles de Pymes. Uno de los peores ejemplos, el Ayuntamiento de Villablino, gobernado por el PSOE.

Como se puso de manifiesto en un informe anterior del Tribunal de Cuentas, hasta el año 2002 fue práctica habitual la realización de un elevado volumen de gasto que no quedaba registrado en contabilidad y que, a 31 de diciembre de 2002, ascendía a 5.440.174,77 €.

El Ayuntamiento no mantiene un control efectivo de esta deuda, y a marzo de 2009 de la cuantía total se han abonado 3,1 millones de € correspondientes a una obra ejecutada en el periodo 1998-2002 (Centro Sanitario) que estaba financiada con fondos MINER, en tanto que de la deuda restante desconoce la situación, toda vez que sólo existe soporte documental de los diferentes pagos que se han ido produciendo como consecuencia de las muchas condenas al Ayuntamiento derivadas de reclamaciones judiciales interpuestas por los acreedores, desconociéndose qué otras posibles deudas se han podido pagar desde 2003 hasta el fallecimiento del anterior Interventor en 2007.

La demora en los pagos ha originado que las cantidades pagadas como consecuencia de condenas judiciales se incrementasen con los correspondientes intereses de demora.

El Ayuntamiento, tras la llegada de la nueva Interventora y ante las reclamaciones de terceros sin disponer de la documentación acreditativa oportuna, sólo vino atendiendo algunas obligaciones ratificadas en vía judicial, sin que se haya informado del número y cuantía de las sentencias pendientes de pago.
También deudora con el Estado

Durante años fue práctica del Ayuntamiento no atender las obligaciones derivadas por cuotas patronales de seguros sociales ni por retenciones de IRPF por lo que, a instancias de las entidades correspondientes, se comenzaron a realizar retenciones en las transferencias del Estado en concepto de la participación en los tributos, llegándose en julio de 2007 a dictar sendas resoluciones por la Tesorería General de la Seguridad Social y por la Agencia Estatal de Administración Tributaria para el aplazamiento y fraccionamiento de la deuda pendiente y los correspondientes intereses de demora.

Ingresos reducidos, gastos elevados, deuda por las nubes, y de premio Senadora. Zapatero premia bien a sus “paisanos”.