Menú Portada
Posteriormente se benefició de expropiaciones por parte de Fomento y la Junta de Castilla-La Mancha

El Ayuntamiento de Toledo recalificó la hípica de Bono desde su situación de no urbanizable

Mayo 12, 2010

En 2001, el consistorio toledano permitió la construcción de naves agropecuarias en un terreno no urbanizable, y en enero de 2005 la instalación de paneles fotovoltaicos en estas

El pasado  año se aprobaron sendas expropiaciones para la creación de una autovía y un desarrollo urbanizable 


El negocio de la hípica de la familia Bono no sólo está en las actividades que realiza, si no también en elegir una buena ubicación.  Así la finca, que estaba situada en el punto kilométrico 7,300 de la antigua CN-400, en el sitio de “Calabazas Altas” ha encontrado un verdadero “chollo” en su ubicación y como su terreno ha cambiado de no urbanizable a permitírsele construcciones y ampliaciones, aumentando la calificación y valor del terreno.

El primer paso fue en mayo de 2001, en el cual solicitó al consistorio toledano, permiso para construir una serie de naves agropecuarias en la finca. Para ello se vio obligado a recalificar el terreno al considerarse no urbanizable para la construcción de dichas naves, un trámite que en la mayoría de las ocasiones no es una labor fácil.

Aprovechando las subvenciones en energías alternativas

Pero esta no fue la última actuación por parte del Ayuntamiento de Toledo, menos de cuatro años después, el 13 de enero de 2005 resolvió sobre la solicitud formulada por la Entidad Hípica Almenara para la implantación de una instalación solar fotovoltaica en las cubiertas de las naves agropecuarias de la Hípica Almenara.

Toda una maniobra para por un lado aumentar el valor de la propiedad, y mejorar su calificación, y por otro beneficiarse de la política de subvenciones, que hasta hace muy poco tenía el negocio de los paneles solares.

Expropiaciones por parte de Junta y Estado

Urbanizado y bien situado, en el año 2009, parte de su terreno fue expropiado, consiguiendo una indemnización por parte del Ministerio de Fomento de José Blanco y la Junta de Castilla-La Mancha de su sucesor José María Barreda.

Así, la Dirección General de Carreteras, por Resolución de 16 de junio de 2009, aprobó  el Proyecto de Trazado: “Autovía A-40. Tramo: Toledo-Ocaña. Subtramo: Enlace con la AP-41–Ocaña (R-4)”, lo que era una carretera nacional se convertía en Autovía mejorando las comunicaciones entre Toledo, y la Hípica Almenara. Curiosamente, esta carretera une con la Radial-4, que pasa por delante de la “Urbanización Francisco Hernando” construida por “El Pocero”.

Así, siguiendo la Ley de Expropiación Forzosa, se consideró de necesaria ocupación y por tanto de expropiación forzosa, 6.671 metros cuadrados de terreno propiedad de Hípica Almenara SL.

Pero no fue la única, la Junta de Castilla-La Mancha tramitó bajo la modalidad de gestión directa del Programa de Actuación Urbanizadora para el desarrollo del Sector 11.1 del Plan de Ordenación Municipal de Toledo por parte de la Empresa Regional de Suelo y Vivienda de Castilla-La Mancha, S.A. (ERES) el desarrollo de un Plan de Desarrollo Urbanístico que afectaba de nuevo a Hípica Almenara.

No cabe duda del buen ojo de los Bono en elegir el emplazamiento de sus negocios e inmuebles.