Menú Portada
LA GESTIÓN MUNICIPAL DE IZQUIERDA UNIDA AL DESCUBIERTO (I)
La formación de izquierda gobierna este municipio madrileño desde 1991

El Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid (IU), cerró el año 2011 con un déficit de 5,8 millones de euros y la imposibilidad de realizar pagos

Diciembre 9, 2013

Los gastos de personal solo se redujeron un 0,15% en el periodo comprendido entre el año 2009 y 2011
Mientras, en el último ejercicio auditado por la Cámara de Cuentas de Madrid se alcanzaron 3,5 millones de euros en deudas con cuatro organismos públicos diferentes
El ayuntamiento condonó una deuda de 11,7 millones a Gedeco Avantis en una operación “cuya validez jurídica debe ser cuestionada” por infringir la administración “de la entidad mercantil declarada en concurso”


Parece que Izquierda Unida no acaba de encontrar un rumbo adecuado que se amolde a sus políticas sociales. Desde la última etapa de Gaspar Llamazares al frente de la formación, la gestión económica del partido se ha resquebrajado de arriba abajo. En marzo del presente curso, cuatro sedes de IU en Madrid –Alcorcón, Arganda, Getafe y Velilla de San Antonio- eran embargadas por una deuda de casi 1,2 millones de euros de la asociación con Hacienda. Por aquel entonces, IU reconocía no haber sido capaz de reunir los 300.000 euros que les reclamaba la Agencia Tributaria para evitar perder definitivamente las sedes.

El adeudo se debe, fundamentalmente, al impago del impuesto IRPF retenido a sus empleados, pero por si estos fuera poco, la formación lleva años sin abonar las cuotas de la Seguridad Social de su plantilla, con lo que acumula otra deuda de un millón de euros. Y es que parece que lo de pagar nunca le ha gustado a Izquierda Unida, que hace menos de un mes proponía al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el impago de los 36.590 millones de euros contemplados en los Presupuestos Generales del Estado para sufragar los intereses de la deuda, por considerarlos “ilegítimos”. Una rebeldía financiera que parece afectar también a los ayuntamientos que regenta, como el de Rivas Vaciamadrid.

El paradigma de los municipios regidos por IU, en entredicho

Los resultados económicos del municipio regido desde el año 1991 por la formación política de izquierdas y desde el año 2003 por José Masa Díaz son calamitosos. Ahora, la Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid viene de publicar la auditoría realizada al ayuntamiento, correspondiente al ejercicio de 2011, poniendo en entredicho muchos de los puntos de su administración. Sin ir más lejos el municipio cerró dicho ejercicio con un déficit original de 4,7 millones de euros, resultado de la diferencia de unos ingresos por 76,4 millones y unos gastos de 81,2 millones. Sin embargo los problemas del consistorio no han quedado ahí: como detecta la Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid, este déficit se elevó hasta los 5,8 millones por mayores diferencias entre derechos y obligaciones. De hecho, la tesorería fue la más perjudicada, con un importe negativo de 6,1 millones de euros, lo que impedía realizar cualquier pago.

Y es que los ajustes fueron mínimos. Los gastos de personal entre los años 2009 y 2011, por ejemplo, solo se redujeron un 0,15%, mientras que las deudas con organismos públicos eran bastante preocupantes: en total 3,5 millones de euros que el Ayuntamiento adeuda a cuatro entidades diferentes por la mala gestión implementada en años anteriores.

El consistorio de Rivas Vaciamadrid presenta una deuda con el Consorcio Regional de Transportes de Madrid de 1,01 millones de euros procedentes no sólo de los ejercicios 2010-2011 sino también regularizaciones pendientes entre los ejercicios 2008 a 2010. Además, la situación es más acuciante con el Ayuntamiento de Madrid, al que debe 1,1 millones de euros por liquidaciones de la tasa municipal de residuos depositados en vertederos en el periodo de 1986 a 2007; a éstos hay que sumar 0,51 millones del 2010 y 0,81 millones de euros en 2011. Por si fuera poco, el Ayuntamiento adeuda a la Comunidad de Madrid 1,06 millones de la tasa de bomberos; y con la constructora de la estación de metro ‘Rivas Futura’ tiene pendiente otro millón de euros por un pago devengado en 2008.

Usando intermediarios e incumpliendo la Ley

Su gestión también deja al descubierto curiosidades, no muy propias de las políticas fomentadas en teoría por Izquierda Unida. Por ejemplo en las campañas de dinamización del comercio, se realizaron pagos anticipados no a los comercios beneficiarios -20.000 euros en 2010 y 49.000 euros en 2011- sino a dos empresas con las que se contrataron las actividades de ejecución del convenio sin que se acredite el pago final al acreedor, esto es, sin haber garantizado que el capital emitido llegaba a su objeto primigenio: el comercio.  

Pero el caso más llamativo fue la operación por la que se condonó una deuda de 11,7 millones a la sociedad Gedeco Avantis mediante la permuta de unos terrenos del Plan General de Ordenación Urbanística de Rivas Vaciamadrid. Como consecuencia de la operación, el Ayuntamiento asumió una carga hipotecaria de 1,9 millones y pagó el importe del IVA que ascendió a 2,1 millones. Con todo ello, la Cámara de Cuentas considera que se aprobó una operación “cuya validez jurídica debe ser cuestionada por cuanto infringe las limitaciones a las facultades de administración y disposición sobre su patrimonio de la entidad mercantil declarada en concurso y ello por aplicación de la ley concursal”. Para la Cámara de Cuentas, estos datos “ponen de manifiesto que la compensación de dudas aprobada no cumple los requisitos establecidos” tanto en el Reglamento General de Recaudación y el texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales (TRLRHL) ya que en cuanto al pago en especie de la mayor parte de la deuda compensada, no hubo tasación propia y los funcionarios intervinientes no hicieron ninguna advertencia legal.