Menú Portada
Al no producirse ninguna resolución transcurridos cinco años

El Ayuntamiento de Madrid perdona 38.596 euros a la Fundación Thyssen al dejar prescribir una reclamación sobre su tasa de residuos

Octubre 14, 2012

En este ejercicio, también los madrileños pueden perder esta misma cantidad si el consistorio madrileño no impugna el impago de la tasa del 2008
Esta cantidad pendiente, es la última provisión abierta por la Fundación tras abonar otros pagos aplazados por el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) y tasas de vehículos
Mientras, el consistorio de Ana Botella ha recortado a tan sólo 3 días a la semana la recogida de residuos de envases y en 2013 dejará de prestar el servicio para todo tipo basuras los domingos y festivos

Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-style-parent:””;
line-height:115%;
font-size:11.0pt;”Calibri”,”sans-serif”;
mso-bidi-“Times New Roman”;}


Casi sin tiempo de reaccionar, hace apenas tres semanas, los madrileños se enteraron de un nuevo recorte en los servicios que el Ayuntamiento de Madrid de Ana Botella presta a los ciudadanos. En este caso, en la recogida de basuras procedentes de envases y plásticos (contenedor amarillo) que desde el 1 de octubre sólo se recoge 3 días a la semana, en lugar de todos los días. Todo un anticipo a otro recorte que sufrirán los vecinos de Madrid a partir del 1 de enero de 2013, cuando dejará de prestarse el servicio de recogida para todo tipo de basuras los 66 domingos y festivos de cada año. Para cerciorarse del cumplimiento, que mejor que amenazar con fuertes multas económicas. Así, los vecinos deberán mantener el cubo de envases dentro de sus casas o sus portales los días en que no pase el camión y sacar la basura fuera del horario establecido se considera infracción leve, con multas de hasta 750 euros.

Una reducción más que importante de gastos (tan sólo la medida de no recoger los envases supone más de un millón de euros), mientras que el Ayuntamiento de la capital prevé que la tasa de basuras bajará tan sólo un 6%.

Cinco años sin respuesta del Ayuntamiento

Mientras que miles de familias tiemblan pensando en lo que tendrán que pagar por el Impuesto de Bienes Inmuebles, la conocida contribución, y las tasas de basuras, la Fundación Thyssen acaba de ahorrarse su tasa del año 2007 gracias al Ayuntamiento de Madrid. El mismo que bajo el mandato de Alberto Ruiz Gallardón tuvo un conflicto más que importante con Carmen Cervera, debido al proyecto de remodelación (actualmente paralizado) que el actual ministro de Justicia planteaba para el Paseo del Prado. El planteamiento en contra llegó a su punto máximo, al menos mediáticamente, cuando la baronesa se encadenó a uno de los árboles frente al Museo Thyssen para deleite de los fotógrafos.

Pero los desencuentros con el ayuntamiento, también tuvieron su reflejo económico. La Fundación cerró el ejercicio 2010 con unas provisiones por pagos de impuestos de 104.186 euros, debidos a distintas reclamaciones con el Ayuntamiento de Madrid. Por si fuera necesario su pago, la Fundación Thyssen deja depositado este dinero en el Balance para no tener problemas para su desembolso. Este pasado año, el 2011, el importe se ha reducido a 38.596 euros ¿La razón? Por un lado ha realizado pagos, en concreto sobre el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) del año 2005 y otras dos resoluciones sobre las tasas de vehículos entre los años 2006 y 2010. Pero otros 38.596 euros se dieron de baja, no por realizar ningún abono, sino porque transcurridos cinco años (la tasa tiene su origen en 2007) el Ayuntamiento de Madrid no ha realizado ningún tipo de resolución a fecha de cierre 2011, es decir, la falta de actuación del consistorio le hicieron perder miles de euros. Esta cantidad pasaron a beneficios extraordinarios, en unas cuentas que como adelantó extraconfidencial.com por primera vez en cinco años cerraron con beneficios, buena noticia para Carmen Cervera, mala para los madrileños.

Y lo que es peor, aun queda una provisión por la misma cantidad correspondiente al 2008, que si no se realiza ninguna impugnación en 2012, significará otros 38.596 euros que perderán los madrileños ¿La dejará de ingresar también este ejercicio? Mientras Ana Botella continúa recortando servicios y subiendo tasas a los madrileños, sus “descuidos” nos salen caros.