Menú Portada
La entidad lidera el préstamo sindicado con el Consistorio mientras que corta las operaciones a particulares

El Ayuntamiento de Madrid paga un 0,65% al BBVA por 174 millones de euros

Diciembre 2, 2010
pq_922_gonzalez-gallardon.jpg

Acaba de vaciar los bolsillos de muchos madrileños con un IBI que ha doblado y triplicado a millones de madrileños o con la tasa de basuras que volvió a implantar hace un año, pero no es suficiente. Gallardón se defiende, la deuda “se puede tocar” dice, en referencia de sus obras especialmente la de la M30 que multiplicó por cuatro su presupuesto, un argumento que podrían esgrimir miles de ciudadanos que han financiado su vivienda y ven como las pierden por no poder pagar sus cuotas sin que se puedan permitir licencias como dejar de pagar a sus proveedores o embargarte las cuentas como hace Ruiz Gallardón.

De los 2.973 millones de euros de deuda, el principal acreedor es el BBVA, con 578 millones, el banco de Francisco González que ha mandado una circular a sus oficinas para que recorten más aun los préstamos a particulares.

Financiación preferente

Uno de los mayores créditos es un préstamo sindicado cuyo agente es el  Banco Bilbao Vizcaya Argentaria y que fue concedido por un importe de 217.580.000 euros, cuyo destino era financiación de inversiones. Este préstamo empezó a devolverse en noviembre del año pasado a razón de cinco cuotas de 43.516.000 euros, cuya segunda cuota tendría que haberse devengado el 20 de noviembre.

Así, como lo reconoce el propio Ayuntamiento de Madrid, los 174 millones que debía correspondían al Banco Bilbao Vizcaya Argentaria con 118.064.000 euros, Banco Santander con 44.000.000 euros, Dexia Sabadell con 8.000.000 de euros y Banco de Albacete con 4.000.000 de euros, referenciados a Euribor.

Pero mientras que las operaciones de financiación se suelen financiar a Euribor más un diferencial, en el caso del consistorio madrileño es todo lo contrario, se paga a Euribor menos un 0,95%, todo un negocio para un banco que se las ve y las desea para conseguir dinero a un 3% o incluso más para luego “regalar” este margen cobrando un 0,65% como lo hace actualmente, y eso que los tipos suben, ya que llegó a cobrar incluso menos del 0,50%. Una financiación privilegiada que no menciona Alberto Ruiz Gallardón.