Menú Portada
Irregularidades en las cuentas de Castro Urdiales (I)
Transfuguismo y coaliciones inverosímiles en el Ayuntamiento Cántabro

El Ayuntamiento de Castro Urdiales amplió edificabilidad en más de un 71% sin aumentar la compensación que recibía

Abril 19, 2009

La Unidad de disciplina urbanística, estaba integrada por una sola persona, responsable de la gestión y del control de los expedientes.

En un convenio se acordó la cesión al Ayuntamiento de una superficie de 11.000 m2, terreno se mantenía como un gran espacio cerrado y sin uso para la colectividad.

En el 75% de los proyectos de compensación y de reparcelación correspondientes a las unidades de ejecución no se identificaban las parcelas que debían ser cedidas al Ayuntamiento


Imagínense un Ayuntamiento gobernado por el PSOE, una coalición tan heterogénea como la formada por el Partido Regionalista de Cantabria del Sr. Revilla, el PP (el cual el Sr. Revilla le había “quitado” el Gobierno Cántabro pactando por el PSOE) e IU se alían para dar un “rumbo” a un gobierno municipal lleno de dudas. Tras cuatro años llegan las siguientes elecciones en las que el despechado ex alcalde socialista forma su propio partido independiente para “echar” al que había ocupado su puesto. El resultado fue una victoria de la candidata socialista que iba a ser apoyada por el PRC y el concejal de IU que no pierde ocasión, pero ¡sorpresa! a la hora de votar el alcalde del PRC se vota a si mismo y con los votos del PP y el nuevo partido del ex alcalde socialista se hace con el poder.

Parece una película pero es una realidad, la de la localidad cántabra de Castro Urdiales, en la que se cierne la sombra de turbios intereses inmobiliarios con denuncia incluida del ex interventor del Ayuntamiento, Fernando Urruticoechea, quien argumenta que desde el boom urbanístico de finales de los 90 se han construido más de 10.000 viviendas, cuyos beneficios sociales y económicos debieran haber repercutido de forma muy importante al Ayuntamiento, pero la realidad es toda la contraria. Los tribunales tomarán una decisión, pero el último informe del Tribunal de Cuentas que ha tenido acceso Extraconfidencial.com apunta en este sentido, un completo caos plagado de irregularidades, empezando desde lo más básico.

Así, el Departamento de Urbanismo no contó con una estructura organizativa y de procedimientos normalizados que permitieran una asignación de funciones y responsabilidades basada en criterios definidos, con una Unidad de disciplina urbanística, aunque se situaba orgánicamente dentro del Departamento, funcionalmente estaba separada del mismo, integrada por solo una sola persona, responsable de la gestión y del control de los expedientes. El caos era tal que incluso la aplicación informática utilizada no incluía datos fundamentales para la tramitación administrativa de los expedientes, tales como la fecha de entrada de la documentación en el Registro general del Ayuntamiento o el tipo de documento gestionado. Además, esta aplicación no permitía conocer el estado de tramitación de los expedientes ni obtener relaciones de los mismos.

Todo ello nace del Plan General de Ordenación Urbana se aprobó definitivamente el 23 de diciembre de 1996, por un alcalde que ahora apoya al actual. Posteriormente se aprobaron sucesivas modificaciones de las que la Corporación no disponía de na relación completa y numerada. Se crearon 16 nuevas unidades de ejecución y dos nuevos sectores de suelo urbanizable, incrementándose la superficie de actuación inicialmente prevista en un 10%.

Realizándose modificaciones escandalosas, como la unidad de ejecución 1.39, previo convenio de planeamiento con el propietario de los terrenos, supuso un incremento en la edificabilidad de 0,35 a 0,60 m2/m2. Este aumento de la edificabilidad no se acompañó del incremento proporcional de los sistemas locales que debían ser cedidos. Es decir más de un 70% más construidos y mas beneficios a cambio de nada, pero nada de nada, ya que en el convenio se acordó la cesión al Ayuntamiento de una superficie de 11.000 m2 que se debía incorporar al sistema general de espacios libres de uso y dominio público, sin embargo en la fecha de realización de los trabajos de fiscalización, este terreno se mantenía como un “gran espacio cerrado y sin uso para la colectividad”

En el 75% de los proyectos de compensación y de reparcelación correspondientes a las unidades de ejecución examinados no se identificaban las parcelas que debían ser cedidas al Ayuntamiento en concepto del diez por ciento del aprovechamiento medio del sector, ni se establecía la sustitución de dicha cesión por su equivalente económico. ¿Dónde está el beneficio para los ciudadanos de Castro Urdiales?