Menú Portada
Los dos principales sindicatos señalan al Jefe Superior

El aumento de expedientes disciplinarios incendia a los Policías de Madrid

Marzo 13, 2014
pq_940_Alfonso-Fernandez-diez.jpg

Hacía tiempo que los dos sindicatos policiales con mayor representación en Madrid, SUP y CEP, no coincidían en una protesta. El pasado martes, afiliados de ambas centrales se concentraron a las puertas de la Jefatura Superior de Madrid con un mismo objetivo: denunciar el “deteriorado” ambiente laboral que existe desde que fue destinado a dirigirla Alfonso José Luis Fernández. Según se quejan los sindicatos, Fernández ha dinamitado la paz en las comisarías presentándose en ellas para cambiar turnos de trabajo, saltándose la compensación por exceso horario y descuidando el trato a sus subordinados.

Con todo, la principal queja entre las plantillas de Madrid es un importante aumento en el número de apertura de expedientes disciplinarios desde que Fernández es Jefe Superior. Como ejemplo, los daños en los vehículos policiales. Los agentes se quejan que es habitual que la carrocería de los ‘zetas’ reciba golpes en el transcurso de su trabajo, especialmente en llamadas de urgencia o persecuciones a delincuentes. Sin embargo, es un hecho que últimamente provoca la apertura de los citados expedientes disciplinarios.

Un Jefe Superior de Policía muy afín al PP

Como responsable de la situación, el Sindicato Unificado de Policía y la Confederación Española de Policía sitúan también al número dos de la Jefatura, Juan Manuel Calleja. La relación con las centrales sindicales, añaden, es nula con los responsables del Cuerpo Nacional de Policía en la Comunidad de Madrid. Los sindicatos han decidido dejar de acudir a las reuniones trimestrales, que consideran Fernández ha vaciado de contenido.

Alfonso José Fernández es un Policía muy próximo al Partido Popular, según fuentes policiales. Destinado en el pasado en Navarra, su buena relación con Unión del Pueblo Navarro –la marca blanca del PP en esa comunidad durante años-, le valieron una oferta del Gobierno de Miguel Sanz para dirigir la Policía foral. Tras la victoria de Mariano Rajoy en 2011, Fernández puso fin a su excedencia y regreso a la Policía Nacional. El Ministerio del Interior de Jorge Fernández Díaz le reservó una de las plazas más codiciadas y delicadas en el Cuerpo, la Jefatura Superior de Madrid.

Los sindicatos han decidido acudir en persona al director del Cuerpo, Ignacio Cosidó, con el que han solicitado una reunión para desbloquear la situación. En la cúpula policial se considera a Cosidó el principal aval de Fernández, a diferencia de otros muchos mandos del actual organigrama, elegidos por el director adjunto operativo, Eugenio Pino.

Pedro Agueda