Menú Portada

El Atlético se congratula de haber fichado a Oblak: “Es mejor que Courtois”

Mayo 6, 2016
oblak

Jan Oblak cosechó unos números extraordinarios en el partido de vuelta de las semifinales de Champions: ganó el cien por cien de los balones aéreos, realizó nueve paradas y repelió un penalti. El esloveno, sin duda, fue el máximo artífice de la victoria del Atlético en la complicadísima eliminatoria ante el Bayern de Guardiola, en la que se vio realmente exigido en ambos choques.

Los gestos en el banquillo del conjunto rojiblanco el pasado martes denotaban la absoluta confianza y admiración que por el cancerbero sienten sus compañeros. En cada blocaje a un disparo seco y potente o en cada anticipación en uno de los muchísimos centros al área los futbolistas del Atlético se miraban entre sí, con una mezcla de asombro y orgullo. Qué decir del penalti parado a Müller, más aún tras la tanda ante el PSV, en la que no consiguió detener ninguno de los lanzamientos del conjunto holandés.

Por todo ello, hay una frase que está corriendo como la pólvora en el vestuario colchonero e incluso en la planta noble del Vicente Calderón: “Es mejor que Courtois”. Los futbolistas del Atlético hacen especial hincapié en la tranquilidad con la que afrontan cada partido. “Es muy difícil que nos hagan gol con un córner, un centro o un disparo lejano. Tenemos algo que los demás no tienen”, explican fuentes cercanas a los propios jugadores.

El fichaje más caro de un portero en la Liga Española

El Atlético de Madrid fichó a Jan Oblak en julio de 2014 a razón de 16 millones de euros. El traspaso es, hasta la fecha, el más caro con un guardameta como protagonista en nuestra Liga (este récord hubiera quedado atrás si David de Gea hubiese fichado por el Real Madrid).

Los comienzos no fueron sencillos para el esloveno, que inclusive fue centro de muchas críticas. Gozó de pocas oportunidades en su primera etapa con el Atlético y cuando jugó, tuvo errores de cierto bulto (como en su debut en Champions, ante Olympiakos). Las redes sociales bullían en mofas hacia el guardameta, que en nunca se vino abajo. Sabía que su momento llegaría.

Y realmente no llegó hace mucho. El 17 de marzo de 2015 sustituyó a Moyá, lesionado, en el partido de vuelta de los octavos de la Champions contra el Bayer Leverkusen. Oblak se convirtió en héroe inesperado al detener uno de los penaltis de la tanda. Ahí cogió la titularidad y no la soltó. El resto de la historia ya lo conocemos: Oblak se ha convertido en uno de los pilares de este Atlético.

Una súper cláusula de 100 millones de euros

El pasado mes de febrero el Atlético de Madrid anunció la ampliación del contrato de Oblak hasta el año 2021 (hasta ese momento su contrato llegaba hasta 2020). La directiva colchonera realizó esta maniobra para blindar al meta esloveno, al que duplicó su cláusula de rescisión, que hasta entonces estaba en 50 millones de euros. De esta manera, si algún equipo quiere llevarse al joven cancerbero de 23 años deberá desembolsar la nada despreciable cantidad de 100 millones de euros. Ningún jugador en la historia del club colchonero ha tenido una cláusula tan alta.

El Cholo Simeone tiene a Oblak entre sus intocables y Miguel Ángel Gil Marín y Enrique Cerezo lo saben. El técnico argentino ha puesto una serie de condiciones para continuar en el banquillo del Manzanares y una de ellas es la continuidad de sus jugadores más importantes. El portero es uno de ellos y, salvo dislate de algún club millonario, lo será por muchos años.