Menú Portada

El Atlético de Madrid está vendiendo ya cerca de 7000 palcos VIP para el nuevo Estadio

Junio 23, 2016

La entidad rojiblanca ha puesto su comercialización en manos de una empresa norteamericana

atletico madrid peineta

Las obras del nuevo estadio del Atlético de Madrid siguen su curso. La entidad rojiblanca se prepara para vivir su última temporada en el Vicente Calderón y ya ultima los detalles para el traslado definitivo de cara al curso 17-18. En los últimos meses, de hecho, el club colchonero ya se ha puesto manos a la obra para comercializar las nuevas localidades del recinto ahora conocido como ‘La Peineta’, haciendo especial hincapié en los palcos VIP.

Al más puro estilo americano

Aunque en un principio se estimaba que la zona ‘hospitality’ contase con 15000 asientos, de momento se están comercializando -y construyendo- 7000 butacas ‘VIP’. El Atlético ha encomendado las tareas de marketing y promoción de esta zona a la empresa internacional ‘Centerplate ISG’. Esta multinacional nació de la unión entre la norteamericana ‘Centerplate’ (acostumbrada a trabajar en proyectos similares en la NFL, NBA o NHL) y la británica International Stadia Group. El club rojiblanco lleva trabajando con esta empresa desde el año 2014, con vistas ya a que se encargara del nuevo estadio.

Las butacas ya se pueden adquirir mediante la página web ‘www.neptunopremium.com’, donde se pueden distinguir tres clases de asientos: Business, Suites y Club. Los precios variarán según la zona escogida pero es previsible que hablemos de cifras que los seguidores del Atlético aún no habían conocido.

Es un salto este al más puro estilo del deporte norteamericano que lleva años triunfando en el Real Madrid, pero que no es seguro que lo haga en el Atlético. Cada domingo en el Santiago Bernabéu se pueden ver a multitud de turistas que tienen la visita al estadio blanco como un fijo en sus días de asueto. Por el contrario, no es tan habitual ver a este tipo de público en el Vicente Calderón. Miguel Ángel Gil Marín y Enrique Cerezo son conscientes de esta realidad y por eso han intentado conformar un equipo con comerciales que posean una agenda de clientes VIP. En cualquier caso, lo que parece claro es que el perfil del visitante del estadio del Atlético va a cambiar sensiblemente.

Trabajando para llevar a cabo la ‘operación Mahou’

El traslado al nuevo estadio, no obstante, consta de dos partes: una es la propia reconversión de ‘La Peineta’ y la otra es la venta de los terrenos del Calderón, operación en la que también está inmersa ‘Mahou’. El Atlético de Madrid sigue trabajando para recibir el beneplácito del Ayuntamiento, que ha pedido en repetidas ocasiones la reducción de edificabilidad de estos terrenos. Tras una reunión celebrada el pasado jueves, se espera que en los próximos días el consistorio dé por fin su visto bueno y se ponga de acuerdo también con la Comunidad, para que las dos aristas del proyecto avancen conforme a lo estipulado por la Ley.

Gana la ilusión a la nostalgia

Cuando el Atlético anunció su traslado de estadio se escucharon muchas voces críticas. Es verdad que la entidad colchonera afirmó, en un principio, que esta operación le haría ganar dinero. Después matizó sus palabras, al aseverar que al menos se quitarían toda su deuda y finalmente reconoció que le iba a costar dinero. De hecho, el club rojiblanco ha estado pagando los terrenos del futuro estadio en especie, es decir, con entradas del Vicente Calderón al Ayuntamiento.

Sin embargo, los periodistas y aficionados que han sido testigos directos de la evolución de las obras se deshacen en elogios hacia un nuevo estadio que será, según la opinión mayoritaria, “espectacular”. Son pocos los que ahora se lamentan por la pérdida del Vicente Calderón. La ilusión gana a la nostalgia. En el Manzanares se han vivido buenos tiempos pero, teniendo en cuenta lo acaecido en los últimos años, lo mejor está por llegar.

Felipe de Luis Manero

@FelipedeLuis99