Menú Portada
La situación en la Sociedad Anónima Estatal parece insostenible

El asesor jurídico de Correos juega con las cartas marcadas

Mayo 16, 2010
pq_923_jesus-moreno-vivas.jpg

Hace pocos días publicábamos en estas mismas páginas una batería de preguntas al hasta hace poco presidente de la Sociedad Anónima Estatal Correos y Telégrafos. Esa misma semana Sixto Heredia era cesado en su puesto, tomaba rumbo a la Embajada de España en Portugal y le sustituía en el cargo Alberto Lafuente que, sin duda, tendrá que asumir una “herencia” cuando menos problemática. Numerosos han sido los correos, nunca mejor dicho, que hemos recibido en esta redacción a raíz de las informaciones publicadas por este periódico. Las que más destacan son las de ex directivos o las de altos cargos prejubilados que lamentan la dirección que hacia la privatización del servicio público toma Correos.

Y un hombre clave en estos últimos años en el devenir de esta empresa pública, dominada por el ministerio de Economía y Hacienda, es Jesús Moreno Vivas, asesor jurídico de la entidad. Es Abogado de Estado en excedencia, todo un pedigrí. Dicen que es hábil sobre todo por su capacidad para el doble juego. Además de denunciar por fuera de Correos las presuntas ilegalidades que sus superiores hacían y que el visaba. Él era el encargado de aplicar la ingeniería necesaria para que lo ilegal pareciese legal.

Satisfechos sus jefes, con la labor realizada, no se privaba de decir a todo el que quisiera escucharle que “si supieras lo que tengo que hacer  para tapar y arreglar las cosas de estos. Que  caos hay en esa casa. Si me dejaran a mí  con lo que yo ya sé de esto…” Doble juego. Al parecer, la última de sus intrigas es que  se ha ofrecido a  algunos amigos de las alturas, algunos consejeros actuales y  a algún otro ex consejero de Correos  que él podía ser el hombre idóneo para hacer el transito una vez que se enteró de la defunción del ya ex presidente Sixto Heredia. Pues no pudo ser pese, a sus esfuerzos denodados.

¿Doble remuneración?

 El caso es que este abogado del Estado en Correos y Telégrafos compagina su trabajo como tal con el de asesor jurídico de la citada sociedad. Doble remuneración de la que si se entera el ministro de Fomento, José Blanco, le fulmina. Lo cierto es que solicitó la compatibilidad al ministerio de Administraciones Públicas y se le denegó. Siempre según las mismas fuentes, Jesús Moreno Vivas controla, supervisa y autoriza todo lo que  se decide en términos de contratos en Correos y Telégrafos. Todos pasan  por sus manos. Es, además, secretario  del Consejo de Administración.
El verdadero poder de Jesús Moreno, al margen de sus conocimientos jurídicos, es que “sabe demasiado  de las tripas de la Casa y de las ingenierías inconfesables  que se han hecho en los últimos años y es difícil que nadie  se atreva a devolverlo  a sus tareas iniciales en la Abogacía del Estado”. Nos aseguran que si alguien hace  un seguimiento  profesional a la trayectoria sinuosa  del asesor jurídico de Correos puede encontrarse “sorpresas y tramas de   todo tipo”. Por ejemplo, cómo se cargó “de manera infame” al anterior responsable del área que era también Abogado del Estado y qué armas  utilizó para segarle los pies. Su argumento, insidias sobre  el presunto cobro de las morosidades y los contratos  con algunos bufetes de abogados.
 

Ya tiene más trabajo José Blanco– ya que la ministra de Economía Elena Salgado pasa pese a las incontables denuncias que ha recibido sobre la gestión de Correos y Telégrafos-, como defensor de los servicios públicos. Jesús Moreno Vivas ha jugado con las cartas marcadas, a dos bandas y el que juega con fuego se acaba quemando. Demasiados contratos supuestamente irregulares que benefician vayan ustedes a saber a quién…pero no al conjunto de la sociedad española.