Menú Portada

EL ARTE DE ENVEJECER

Mayo 13, 2012

Si bien la experiencia es madre de todo saber, existe una especie de conjuro social para retarnos a un estado de eterna juventud en lo puramente externo, en lo superficial. Desde ese despropósito tratamos de disimular, y lo que es peor, tratamos de negar la evidencia: nos hemos hecho mayores. Sin embargo, no se es viejo por la presencia de achaques (que a veces se dan también a edades muy tempranas), sino por una actitud derrotista ante la vida, carente de estímulos e ilusiones.

pq_929_arte_envejecer.jpg