Menú Portada

El ansia recaudatoria de Cristóbal Montoro no tiene fin: embarga cuentas ilegalmente en las que sólo se ingresa un salario sobre el que, previamente, se ha realizado la retención ya establecida por Ley

Junio 16, 2016
montoro

Entramos en la recta final de la presentación de la Declaración de la Renta 2015 y la práctica totalidad de las oficinas de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT), dependiente del ministro Cristóbal Montoro, se encuentran desbordadas. Esto está generando todo tipo de problemas a los contribuyentes: no se cancelan pagos ya finalizados por deudas tributarias e incluso se multiplican los retrasos en los abonos a cuenta de la AEAT, como ayudas a familias numerosas y discapacitados, donde el último pago para la gran mayoría es el correspondiente al mes de febrero.

Pero en lo que no se para la maquinaria es en la recaudación, con una voracidad que incluso va mucho más allá de lo que establece la Ley, como es el caso de aplicar un doble embargo, incluso sobre cantidades que no se pueden retener ya que van garantizadas a cubrir las necesidades básicas del contribuyente y su familia.

“Lo que le retienen en su nómina es muy poco”

La Ley de Enjuiciamiento Civil en su artículo 607 establece que cantidades no pueden embargarse de un sueldo, pensión o retribución equivalente. En primer lugar, nunca puede embargarse el equivalente al salario mínimo y, para lo que exceda de esta cantidad, se aplicará un porcentaje que se incrementa según la cuantía del salario. Aplicado el mismo, la cantidad que se recibe es inembargable.

Pero la Agencia Tributaria de Cristóbal Montoro se salta sistemáticamente esta norma realizando un doble embargo, dirigido a las Cuentas Corrientes que reciben este salario inembargable. Con ello, incumplen también lo establecido por el Artículo. 171.3 de la Ley General Tributaria que señala que cuando en la cuenta afectada por el embargo se efectúe habitualmente el abono de sueldos, salarios o pensiones, deberán respetarse las limitaciones establecidas en la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil, mediante su aplicación sobre el importe que deba considerarse sueldo, salario o pensión del deudor. Hacienda no está analizando los saldos de las cuentas, si proceden de un salario o no y embarga por la totalidad del saldo dejando, como ha tenido constancia Extraconfidencial.com, a familias sin ni siquiera el dinero necesario para pagar el alquiler o la manutención.

Lo peor de todo es la respuesta que los afectados por estas decisiones reciben de los propios funcionarios de la Agencia Tributaria, indicándoles que realizan este embargo porque “lo que le retienen en su nómina es muy poco”. Con ello, si el crédulo contribuyente no reclama, verá como Hacienda, de forma ilegal, se queda con su dinero. Por lo cual siempre es necesario presentar una reclamación por escrito para obligar a que devuelvan estas cantidades y cumplan con la normativa. Pero con los tiempos tan largos de contestación de la AEAT el daño, en muchos casos, ya tendrá difícil arreglo.