Menú Portada
La actriz y el ex baloncestista no esconden su amor

El amor de Lara Dibildos y Álex Escudero

Noviembre 28, 2008

Están muy enamorados y ahcen una pareja perfecta. Tras muchos vaivenes, parece que la hija de Laura Valenzuela ha encontrado a su verdadero amor. ¿Se casarán? ¿Tendrán hijos?

pq_647_larita.jpg

No hay más que verlos. Están enamorados. Los pequeños pero profundos ojos de Lara Dibildos le miran con suspicacia y pasión entrecortada. Él, sonríe y la mima con cautela y disciplina. El gentío que les acompaña en la fiesta de aniversario de Quatro, un restaurante-catering inigualable, les observa desde la distancia. Parece que por fin la actriz ha encontrado a la horma de su zapato, aunque ahora va con pies de plomo. Quiere que su nuevo amor, el ex baloncestista Alex Escudero, permanezca en un segundo plano hasta que se demuestre que lo suyo está asentado y con los pilares suficientemente fuertes. Hace bien, la prisa no es buen acompañante del amor: “Como ves, es un chico bajito, feo y nada simpático”, bromeaba Dibildos que sigue estando tan espectacular que cuando me conquistó por primera vez hace ya varios años. Álex es un tipo serio, de 34 años, recto y con una mirada cautivadora. Su envoltorio es apetecible y sus curvas consiguen que la mente se desplome hacia un placentero viaje. Es entrenador personal y tiene tres hijas con las que comparte sueños y confidencias. Con las gemelas, de nueve años, conversa como si fuera su amigo: “es lo mejor, porque la diferencia no es tan abismal que si las hubiera tenido más mayor”, y con el pequeño, de sólo dos años, juguetea con entusiasmo. Me cuentan que es un padre ejemplar y que los hijos de Lara no parecen notar ausencias de ningún tipo. Escudero nos interrumpe. Ha ido a por una pizza de sabores exquisitos que combina la salsa con ingredientes ciertamente novedosos. Mabel Redondo, Curro Cañete y Carmen Plaza, los organizadores del evento, ha cumplido con la expectativa. Su trabajo ha sido más que agotador pero el fiestón ha sido un auténtico peregrinar de rostros conocidos. Aunque, sinceramente, me quedo con Lara y Alejandro. Y con ese amor del verdadero. ¿Acabarán casándose y teniendo hijos? “Yo no me cierro a nada”, me dijo Alejandro. Yo tengo el pamelón en el armario…re ejemplar y que a los hijos de Lara s hubiera tenido mncias. ro o hasta que se demuestre que lo suyo es
 
Por Saúl Ortiz
saul@extraconfidencial.com