Menú Portada
Media página con proclamas contra los abogados y propietarios de los terrenos del futuro polígono industrial

El alcalde de O Pino uso medios municipales para insertar publicidad en La Voz de Galicia

Diciembre 13, 2009

Aunque sus victorias en los tribunales son escasas, tan sólo una, no duda en gastarse fondos municipales para alardear de ellas en el principal periódico de la región, La Voz de Galicia, pero se olvida completamente de las sentencias en contra que está recibiendo.

pq_917_O-Pino.jpg

Así, una reciente sentencia ha declarado inocente a Manuel Castro, presidente de los afectados del Polígono de O Pino, del supuesto delito de injurias y calumnias denunciado por Manuel Taboada, alcalde del Partido Popular en el municipio.

Mientras el alcalde del Concello de O Pino, colindante con Santiago de Compostela, gasta los fondos municipales para iniciar querellas criminales, actos jurídicos en lo contencioso y en proclamar, incluso, con publicidad institucional en un diario gallego, cada vez que obtiene una victoria o una resolución favorable (menos mal que tan solo ha sido una, en caso contrario las arcas del municipio estarían temblando) contra los propietarios del polígono previsto en ése territorio por Manuel Taboada.

Esto hay que unir como buena parte de sus vecinos, propietarios de terrenos, deben “rascarse” de manera continua sus bolsillos para defenderse de las barbaridades que en éste tema se viene desarrollando. La más grave: el empecinamiento del regidor en mantener una adjudicación a una empresa declarada en quiebra y con intervención judicial en sus estamentos. Todo ello está en contra de las normas aprobadas en la contratación y otra barbaridad seguir en la misma línea mientras Martinsa-Fadesa se encuentra imputada en diligencias penales por la tala indiscriminada de árboles en el citado Polígono.

Diligencias por tala indiscriminadas de árboles

El juzgado de instrucción de Arzúa abrió diligencias previas 332/07 por la tala indiscriminada de árboles en la zona donde de manera sorprendente el Ayuntamiento de O Pino bajo el mando de Manuel Taboada Vigo, subastó la construcción de un polígono industrial en terrenos de un millón de metros cuadrados, adjudicándolo a la empresa Martinsa-Fadesa y que ahora esta ha puesto a la venta por 93 millones de euros.

Como inicio, a su actividad el director territorial de la zona Norte de la constructora, José Antonio Suarez Fernández, suscribió un contrato con una empresa gallega para la tala y el desbroce de ése millón de metros, aún cuando en la actualidad más de seiscientos mil metros cuadrados no han sido comprados ni expropiados ante la negativa de los dueños a ser expoliados.