Menú Portada
A pesar de diferentes recursos administrativos

El alcalde de O Pino, otra vez, con Fadesa

Abril 6, 2010

Ocho años después de que el Ayuntamiento de O Pino aprobará la construcción de un polígono industrial y con la empresa adjudicataria en concurso de acreedores continúan los trabajos de desmonte en los terrenos.

pq__pq_914_Manuel-Taboada1.jpg

El 18 de Enero de 2.002 el Pleno del Excmo Ayuntamiento de O Pino, acordó incorporar al Proyecto de Plan General de Ordenación Municipal, en aquel momento en tramitación, la delimitación de un sector para suelo industrial, en terrenos de las parroquias de Castrofeito y Pereira. Con fecha 30 de Junio de 2.003 el Pleno del Ayuntamiento adoptó el acuerdo de aprobación definitiva del Plan General de Ordenación Municpal.

Para el desarrollo de aquel sector delimitado (PP-1), eligiendo como sistema de actuación el de expropiación, se convocó el correspondiente concurso. El Pleno de la Corporación, en sesión de fecha 12 de Febrero de 2.004, acordó la adjudicación del contrato a la empresa “Fadesa Inmobiliaria, S.A”. El día 25 de Marzo de 2.004 se firmó el correspondiente contrato de adjudicación administrativa. 

Las razones que llevaron, según el Alcalde de O Pino, a la elección de tal sistema de expropiación, fue que “los propietarios de los terrenos no querían participar en el desarrollo y por razones de urgencia en realización del polígono”, lo que aconsejaba este excepcional sistema y la adjudicación a una empresa beneficiaria privada, “solvente y capaz”

Solvencia en entredicho

De la solvencia de la empresa beneficiaria da cuenta el hecho de que el Juzgado de lo Mercantil de A Coruña por auto de 24 de Julio de 2008, en el procedimiento 408/2008, declaró en concurso al deudor Matinsa-Fadesa, S.A, a quién se acordó adjudicar el contrato de conformidad con el pliego de condiciones (BOE núm. 184 de 31 de Julio de 2008, página 9157. La Asociación que representa a los propietarios formuló solicitud de resolución del contrato por esta causa, puesto que, la cláusula vigésimonovena del pliego de cláusulas administrativas particulares del concurso para adjudicar, por procedimiento abierto, la ejecución del plan parcial de O Pino, por el sistema de expropiación, para la creación de un sector de suelo con uso industrial-comercial establece, entre otras, como causa para la resolución del contratola “disolución, suspensión de pagos, quiebra, o cualquier otro tipo de situación de la sociedad concesionaria”.  Dicha solicitud no fue contestada por la Alcaldía, razón por la que los propietarios tuvieron que interponer, una vez más, otro recurso contencioso-administrativo.

De la capacidad de la empresa beneficiaria da cuenta el hecho de que transcurrido con creces el plazo máximo para la ejecución del polígono se acaba de anunciar   los trabajos  de desmonte del terreno.

El contrato de adjudicación de la concesión administrativa para la ejecución del Polígono, de fecha 25 de marzo de 2004, señala en cláusula segunda que “el plazo de ejecución es el que figura en la oferta presentada por la empresa y que sirvió de base para adjudicación”. El plazo propuesto ofertado por Fadesa fue de 18 meses, a contar desde la aprobación definitiva del Proyecto de Urbanización (21 de Junio de 2007). Dicho plazo fue prorrogado en sesión de 21 de Octubre de 2008 por noventa días más.

Pues bien a fecha 21 de Febrero en el diario local “El Correo Gallego” titula “Dos mil kilos de dinamita para realizar el desmonte”. “Las máquinas de Migasa siguen trabajando en la nivelación de los terrenos del futuro polígono industrial”

A otra solicitud de los propietarios de rescisión del contrato administrativo por incumplimiento del plazo de ejecución el alcalde ha contestado que “los plazos previstos en el contrato no comenzarán a contar hasta que la empresa disponga de la total disponibilidad de los terrenos”

Conviene recordar que la concesionaria es titular de todos los terrenos desde el levantamiento de las actas de ocupación en Diciembre de 2006.


Actuaciones del alcalde de O Pino


De la solvencia política y de la capacidad política del alcalde de O Pino dan cuenta todas sus actuaciones en relación con el Polígono de O Pino, entre las que cabe destacar:

1.- Promover el desarrollo de un polígono por expropiación, por razones de urgencia y ocho años más tarde se están realizando obras de desmonte en la mitad del Polígono.

2.- Tener paralizado la mitad del polígono porque se olvidó de que el Camino de Santiago tenía una “traza histórica” que lo atravesaba.

3.- Aprobar el proyecto de urbanización del Polígono el mismo día que recibe la orden de paralización de la Dirección General de Patrimonio.

4.- Permitir el inicio de las obras y la tala de todos los árboles del polígono sin estar aprobado el proyecto de urbanización y sin licencia de ningún tipo y denominar a ese hecho, “desbroce”     

5.- Pretender y recomendar a los vecinos que vendan a la concesionaria 6 Euros/metro cuadrado, lo que el Jurado de Expropiación de Galicia valora a 17,53 Euros/metro cuadrado.

6.- Rechazar las hojas de aprecio presentadas por los propietarios que no llegaron a acuerdo con la concesionaria y recurrir la sentencia que le daba la razón a los vecinos y le ordenaba enviarlas al Jurado de Expropiación de Galicia.

7.- Formular una querella contra Manuel Isaac Castro Ferro, presidente de la Asociación de Propietarios, con la intención de evitar cualquier tipo de críticas al proceso de expropiación, solicitando pena de cárcel y una importante indemnización y una vez que es absuelto por el Juzgado de lo Penal 2 de Santiago, apelar la sentencia hasta que, nuevamente, la Sección Sexta de la Audiencia Provincial confirma la absolución.

Cristóbal Toro