Menú Portada
Exclusiva: Luis María Berrazueta agredió a A.D.D.

El agredido por los Bustamante, condenado por agresión

Octubre 25, 2009

Quedó acreditado que fue agredido por la familia del cantante David Bustamante, pero extraconfidencial.com ha tenido acceso en exclusiva a una sentencia en la que Luis María Berrazueta es condenado por una falta contra las personas, tipificada en el código penal.

pq_884_luismariaberrazueta.jpg

Hace ahora un año que el Juzgado de lo Penal número 2 de Santander condenaba a un año de prisión a la madre, a dos hermanos, al tío y a uno de los primos de David Bustamante tras quedarse acreditada una brutal paliza contra Luis María Berrazueta. Según los hechos probados de la sentencia en cuestión, uno de los hermanos del cantante golpeó por la espalda al denunciante en un pub de San Vicente de la Barquera. Sin embargo, durante la vista, la Fiscalía retiró la acusación al padre del artista, después de que varios testigos aseguraran que no intervino en la riña. Así pues, la familia Bustamante tuvo que pagar más de cinco mil euros a Berrazueta como compensación por las lesiones causadas. Así mismo, y como prueba irrefutable de que aquello fue un totum revolutum, Luis María también tuvo que indemnizar a los Bustamante con cuatrocientos cincuenta euros. No era la primera vez que el menor, supuestamente golpeado por varios integrantes de la familia del cantante, se veía envuelto en algo similar. En 2005, Luis María fue denunciado por A. D. D. tras ser brutalmente golpeada durante una acalorada discusión en la vía pública. La denunciante, por aquel entonces menor de edad, asegura que todavía sigue recuperándose de las secuelas ocasionadas tras los diversos episodios violentos que, según su testimonio, se produjeron durante varios años. La sentencia, a la que hemos tenido acceso en exclusiva, no puede ser más clarificadora: Luis María Berrazueta fue condenado como autor de una falta contra las personas del artículo 617 del código penal a la pena de dos meses de multa, fijándose la cuota diaria en la cantidad de quince euros día, atendiendo a las circunstancias personales y patrimoniales del condenado, que se hará efectiva en una sola vez, con imposición de una tercera parte de las cosas causadas.
Así mismo, tras diversas apelaciones, el magistrado de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial, reconoce probado que “el día 27 de febrero de 2005 se encontraron sobre las 16,00 horas en la Avenida del General Dávila a la altura del número 250 produciéndose una discusión verbal entre las partes en el transcurso de la cual el denunciado golpeó con las piernas a la denunciante produciéndole lesiones de las que fue médicamente asistida a las 17.30 horas del citado día. La denunciante fue asistida de una contusión abdominal en el hospital Marqués de Valdecilla”. Nunca es tarde para demostrarse que la verdad sólo hay que buscarla. Esta es la historia del cazador cazado. De traca.
Por Saúl Ortiz (saul@extraconfidencial.com)