Menú Portada

El abrazo de CR y Bale

Noviembre 27, 2015

El análisis más claro del clásico lo hizo Modric, con un castellano más que aceptable y una visión nítida del juego de su equipo: “Cuando luchamos todos somos muy buenos, pero otras veces no lo hacemos, no es la primera vez que pasa”. En la traducción se entendió que hay algunos, los de arriba, que no corren para abajo. Vamos, que se necesita que la BBC mire también hacia la defensa

abrazo cr7 bale

El comentario fue atinado y en eso debe trabajar Benítez, en que todo funcione como un equipo. Viene el Madrid de recibir diez goles en tres partidos, diez puñaladas al estilo de Benítez, que se hubiera marchado más contento de Ucrania ganando uno a cero que con el 4-3 final. Demasiados goles, demasiadas ocasiones de gol para alguien que entiende el fútbol con pocos sobresaltos en defensa. Parece que se sintió mas a gusto hace unos cuantos partidos cuando faltaban algunas estrellas y tuvo que echar mano de Lucas Vázquez, Jesé o Cheryshev.

Éxito de uno, desgracias de otro

Como el Madrid y el Barcelona viven en un habitual puente aéreo y los éxitos de uno son las desgracias de otro y viceversa, se destaca mucho ahora el buen rollo entre los tres de arriba del Barcelona, la MSN, Messi, Suárez y Neymar, comparado con la BBC, Bale, Benzema y Cristiano. Se divierten, se llevan bien y marcan goles, se remarca para alabar la delantera del Barcelona y se mira a la del Madrid de reojo, como si no fuera así. Quizá por eso CR y Bale se revolcaron por el césped del Arena de Leópolis, con miradita del portugués a la cámara, para dar a entender que ellos también se quieren.

La risa ya saben va por barrios, pero ahora parece haberse instalado en Barcelona. No es la norma, que tres estrellas se lleven tan bien, pero los dos que llegaron Neymar y Suárez entendieron rápidamente que los focos eran para Messi, algo que por ejemplo no encajó Ibrahimovic, que tuvo que salir del Barcelona dejando más enemigos que otra cosa. Sabiendo que Messi es el crack, Neymar va dando pasos hacia el trono y Luis Suárez se hace mejor, aprovechando el juego de los otros dos sudamericanos.

José Luis Corrochano