Menú Portada
La Ley les obliga a hacerlo ante el Tribunal de Cuentas

El 83% de los Ayuntamientos de Baleares no ha presentado las cuentas del 2009

Enero 4, 2011
pq_922_antich.jpg

Sonaron las doce campanadas que daban por finalizado el año 2010 y el 83% de los Ayuntamientos baleares cerraban el ejercicio fiscal y contable sin cumplir con su obligación de rendir los balances anuales de 2009 ante el Tribunal de Cuentas. De los 67 municipios de las Islas Baleares, sólo once presentaron las cuentas de uno de los años más críticos de la etapa de crisis económica que se vive en España desde 2007. Al menos 56 Corporaciones Locales no aprobaron en sesión plenaria, a 30 de noviembre de 2010, las cuentas del 2009, requisito imprescindible para considerar formalmente cumplida la obligación de rendir cuentas.

De esta forma es imposible controlar sus actividades financieras. Puede considerarse casual, pero es significativo, que los Ayuntamientos se muestren tan reticentes a explicar sus cuentas al órgano fiscalizador precisamente del ejercicio en el que recibieron las inversiones del Plan E. Existen ya precedentes de Ayuntamientos que han recurrido a esta vía de financiación de obra pública para atender otras necesidades.

De las cuatro capitales insulares, sólo Mahón ha cumplido con el Tribunal de Cuentas en los últimos seis años; tanto Palma como Ibiza lo han venido haciendo hasta el pasado año. Ni éstos, ni Formentera, han aprobado las cuentas del 2009.

Imposible evaluar el riesgo financiero

La documentación que han de entregar al órgano de control externo se completa con un cuadro donde debe constar toda financiación anual, el estado de su deuda y, en detalle, los compromisos de gasto adquiridos con cargo a ejercicios futuros. Este aspecto es determinante para que las autoridades competentes evalúen el riesgo financiero del Consistorio fiscalizado.

Distintos Parlamentos regionales han advertido ya a los Ayuntamientos de sus respectivas Comunidades Autónomas de la “obligación legal” de rendir cuentas porque están sujetos al principio de transparencia en la gestión de sus relaciones con los ciudadanos. El Parlament Balear no ha adoptado ninguna iniciativa en este sentido.

La Sindicatura de Cuentas de Baleares participó el pasado mes de abril en las VI Jornadas sobre Gestión Económica de las Administraciones Públicas de las Islas

Baleares. Intervino el Síndico Mayor, Pedro Antonio Mas, quien habló de las subvenciones otorgadas de forma directa. Mas hizo especial incidencia en la necesidad de justificar el motivo de su concesión y las peculiaridades que plantea la justificación del destino de los fondos recibidos.

Por el momento, 56 Ayuntamientos isleños no han justificado las cuentas del 2009. Todo un récord.

 

Diego Feliú