Menú Portada
El mayor colectivo de viajeros esta Semana Santa

Dubrovnik aumenta las visitas turísticas gracias a los españoles

Abril 15, 2009
pq__pq__Dubrovnik-11.jpg


La ciudad croata de Dubrovnik, situada en la parte sur del Mar Adriático, registró esta Semana Santa un 30% más turistas que el año pasado, sobre todo gracias al fuerte aumento de los visitantes españoles.

Según datos de la Comunidad Turística de Dubrovnik los visitantes españoles (un 24%) fueron el colectivo turístico más numeroso, seguidos por franceses, británicos, italianos y japoneses. El mayor número de turistas pernoctaron en hoteles o en casas y apartamentos privados

La región de Dubrovnik: Perla del Adriático

Sus pequeñas tiendas, sus cafés y la sobrecogedora belleza de sus calles forman parte inequívoca de la personalidad de Dubrovnik. Su casco antiguo ha sido declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad.

La armonía de sus edificios recuerda que fue una ciudad próspera, capital de la República de Dubrovnik, que vivía del comercio y el mar. Rica y culta, mantuvo durante siglos a una población que convivía en armonía con un modelo poco frecuente de democracia urbana y que desarrolló las artes, y el complicado entramado de la diplomacia, que le permitió vivir en paz en tiempos difíciles. Ni siquiera el terremoto que derribó sus joyas románicas, góticas y renacentistas en 1667 acabó con ella. Se reconstruyó y volvió a nacer con la forma barroca que hoy mantiene intacta.

El casco histórico de Dubrovnik es un monumento en sí mismo y la mejor forma de conocerlo es pasear por sus calles, sobre todo por la Stradun, calle principal enmarcada por comercios que ocupan los bajos de las casas barrocas. Algunos de los lugares que aparecerán son las puertas de Pile (occidental) y Ploce (Oriental); el Palacio Sponza; el Palacio del Rector; la iglesia de San Blas; el convento franciscano, con unos exquisitos capiteles en el claustro; la fuente monumental de Onofrio; la iglesia de San Salvador y el convento de Santa Clara.

El Festival de Verano de Dubrovnik visten la ciudad de gala desde 1950 para dar lo mejor de sí cada año entre el 10 de julio y el 25 de agosto. En estas fechas toda la ciudad se transforma en un escenario cultural.

Dotadas de una naturaleza exuberante y un rico patrimonio arquitectónico, las 14 islas del archipiélago de Dubrovnik, las islas de Elafitas, están llenas de atractivos. Conservan magníficas capillas prerrománicas, decenas de iglesias y viviendas patricias de los siglos XV y XVI, en las que se mezclan los estilos gótico y renacentista.

Unos kilómetros al norte se extiende la península de Peljesac, con la ciudad de Ston como una de sus localidades más importantes. Es famosa por sus ostras, conocidas desde la época romana.