Menú Portada
Combatir los riesgos de la inflación

Draghi anticipa una posible intervención el BCE en junio

Mayo 9, 2014
pq_929_draghi.jpg

El presidente del Banco Central Europeo (BCE) ha marcado en el calendario la reunión del próximo mes de junio como la fecha indicada para que el Consejo de Gobierno del instituto emisor adopte medidas para combatir los riesgos de una inflación demasiado baja y frenar la escalada del euro, que este jueves se había aproximado hasta los 1,40 dólares, en máximos de dos años y medio.

“El Consejo de Gobierno se encuentra cómodo con la idea de actuar la próxima vez”, dijo Draghi, quien destacó el consenso en el seno de la entidad en “no estar satisfechos con el camino proyectado de inflación”, así como en “no resignarse” a aceptar este factor, “lo que llevaría a un consenso para actuar” después de conocer las proyecciones de junio.

“Esta reunión la veo como una previa de la que vamos a celebrar en junio”, dijo Draghi en la rueda de prensa posterior al encuentro del Consejo de Gobierno del BCE, que decidió mantener estables los tipos de interés en el 0,25%.

Asimismo, el máximo responsable de la política monetaria del euro señaló que la evolución del tipo de cambio será observada “muy de cerca” por la entidad. “El tipo de cambio es causa de una gran preocupación para el objetivo de la estabilidad de los precios que habrá de afrontarse por lo tanto”, afirmó Draghi.

En este sentido, el presidente del BCE aseguró que el organismo está listo para actuar con rapidez si fuera necesario y reiteró la unanimidad del Consejo para utilizar medidas no convencionales dentro de su mandato si es requerido por la situación.

El banquero italiano subrayó durante su discurso introductorio que las expectativas de inflación a medio y largo plazo se encuentran “firmemente ancladas” de acuerdo con la definición del estabilidad de precios de la institución, ligeramente por debajo del 2%.

Así, Draghi apuntó que los bajos niveles de inflación en la zona euro se corresponden en gran medida a la capacidad no utilizada y atribuyó en torno a un 80% del debilitamiento de los precios al impacto de los alimentos y la energía, aunque señaló que el BCE espera que la inflación repunte “gradualmente” a lo largo del próximo año.

No obstante, Draghi emplazó a esperar hasta el próximo mes de junio, cuando “habrá más información disponible”, ya que a los datos de inflación se sumará la publicación de las proyecciones macroeconómicas del BCE.

De este modo, el presidente del BCE recordó que la entidad vigilará de cerca la evolución de la situación, así como del mercado de divisas y subrayó que los tipos de interés se mantendrán al nivel actual o incluso por debajo durante un periodo prolongado de tiempo