Menú Portada

Doña Letizia: cumpleaños en el corazón del imperio, aunque preocupa su extrema delgadez, más en su condición de Embajadora de Nutrición de la FAO

Septiembre 17, 2015
letizia michelle obama

Las distendidas imágenes de doña Letizia con Michelle Obama durante su paseo por el jardín ecológico de la Casa Blanca han dado la vuelta al mundo, dando testimonio de la popularidad cada vez mayor de la reina de España fuera de nuestras fronteras. Toda una imagen para el recuerdo del buen entendimiento entre ambas damas en un día, el 15 de septiembre, en el que doña Letizia celebraba su 43 cumpleaños con una agenda cargada de importantes compromisos oficiales en la capital del imperio americano. Tanto es así que al día siguiente el Daily Mail de Londres recogía la noticia bajo el titular “Encuentro de las dos primeras damas más de moda de Occidente”, al tiempo que el Washington Post norteamericano hacía una comparativa entre la pareja real española y los también internacionalmente populares duques de Cambridge en la que los reyes de España salían como auténticos ganadores en lo que toca a imagen y a atractivo personal.

Se despejan así muchos de los interrogantes entorno a la futura imagen de los nuevos reyes, que todavía estaban en la mente de la mayoría cuando en septiembre del año pasado la pareja real visitó los Estados Unidos para asistir a una Asamblea General de Naciones Unidas en la que coincidieron con sus buenos amigos los reyes Guillermo Alejandro y Máxima de Holanda. Y queda también patente un notable recorrido en tan solo un año del que se hacen eco muchos foros internacionales, que ven en don Felipe al rey quasi perfecto y que alaban reiteradamente la elegancia de la reina, que ya es Embajadora de Nutrición de la FAO, cuya única crítica parece ser la delgadez extrema de la que hace gala y que algunos de sus estilismos destaca aún más generando cierta inquietud.

Una gran diferencia con la celebración de su 42 cumpleaños

La visita de los reyes a los Estados Unidos no ha podido ser más celebrada, pues ya antes de su llegada la propia Casa Blanca emitía un comunicado oficial enfatizando la importancia del viaje “como refuerzo de los fuertes y permanentes lazos que unen a los americanos y al pueblo español”, y cabe alabar la decisión de doña Letizia de colocar la vida institucional y las tareas representativas por encima el ámbito de su vida privada al quitar relevancia al día de su aniversario y entregarse a una agenda oficial fuertemente cargada.

letizia-michelle-obama
Visitando el huerto de Michelle Obama

Todo un gran contraste con el marco y el formato de su cumpleaños de 2014, cuando su única actividad de agenda fue la entrega del Premio Luis Carandell de Periodismo Parlamentario, reservándose el resto de la jornada para sí y su familia. Porque desde su llegada a Washington el martes día 15 los reyes no han parado, y don Felipe ya ha conseguido una importante declaración formal por parte del presidente Obama del apoyo sin fisuras del gobierno de los Estados Unidos a “una España fuerte y unida”. Un viaje muy bien preparado cuya primera parada fue para honrar la memoria de tan venerado George Washington, a la que siguió el emblemático encuentro del rey con el presidente en el despacho oval de la Casa Blanca, con un visible busto de MartinLuther King ubicado detrás de don Felipe, mientras la reina y la primera dama compartían sus intereses por la ecología y por la difusión de una nueva conciencia de la vida sana que pasa por una alimentación más ecológica y más afín a los principios naturales.

Pero más allá de los gestos la visita está fuertemente enfocada al desarrollo de las relaciones bilaterales, y a la promoción del español y de los intereses hispanos en los Estados Unidos: encuentro con una comisión de Asuntos Exteriores del Senado, recepción a españoles notables, desayuno con empresarios norteamericanos en la residencia del embajador español, reunión con científicos españoles asentados en aquel país, recuerdo de la herencia cultural española, y fomento de la industria cinematográfica española a través del Festival de Cine español en el Teatro Olimpia de Miami.

El rey regresó a la Universidad de Georgetown, en la que se formó

Sin embargo, y más allá de los importantes intereses en juego para una España que pasa por momentos de gran complejidad política y económica, no ha faltado una visita a la Florida con su fuerte sabor hispano, y don Felipe no ha querido dejar de volver a la Universidad de Georgetown en la que él mismo pasó una importante etapa de su época formativa cuando muchos años atrás compartió su apartamento de estudiante VIP con su primo, el príncipe heredero Pablo de Grecia.

Y sobre el fondo de tan vistoso escenario destaca la figura de doña Letizia, que habiendo encontrado su propio ámbito de actividad en el apoyo a las enfermedades raras quiso visitar el Instituto Nacional del Cáncer, y cuyos movimientos y actitudes se observan con detalle e interés en la prensa internacional que no parece dudar a la hora de reconocerle elestatus completo de reina consorte que ha logrado labrarse una imagen propia y que ya no parece ser la princesa de Asturias a tiempo parcial tan criticada en otro tiempo.

Hoy jueves los reyes pasarán la jornada en Miami, desplazándose mañana a la ciudad de San Agustín con ocasión del 450 aniversario de su fundación para visitar allí los lugares históricos, ser honrados por la alcaldesa con un almuerzo en el Flagler College, entregar el Premio Bernardo Gálvez al presidente y consejero delegado de Ford, MarkFields, y concluir su viaje con la inauguración en el Flagler College del XX Foro España-Estados Unidos que la corona viene apoyando con empeño desde sus comienzos.

Ricardo Mateos