Menú Portada
Los recortes comienzan en Zarzuela

Don Juan Carlos prepara la rescisión del histórico contrato de arriendo de su finca de caza “La Encomienda de Mudela”

Enero 6, 2014

Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE

Durante años ha practicado en esta propiedad su deporte favorito en compañía de muchos de sus amigos cazadores y de personalidades de todo el mundo como la princesa Carolina de Mónaco y numerosos príncipes alemanes
El Estado se ahorrará los 600.000 euros anuales de arriendo que Parques Naturales (Ministerio de Medio Ambiente), pagaba hasta ahora por el alquiler de esta finca histórica que fue también testigo de innumerables cacerías del general Franco
Ya no aparecerán por allí los Abelló, los March, los Botin y tantos otros cresos, ni tampoco esas “señoras rubias que tanto venían por aquí” según afirma un ciudadano del municipio

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-style-parent:””;
font-size:11.0pt;”Calibri”,”sans-serif”;}


Mientras llegan noticias sin comprobar de que la infanta Cristina y su esposo han pasado unos días en París a muchos euros el cubierto y la noche sin que podamos imaginar de donde salen esos dineros caso de ser verdad, todo parece indicar que el próximo marzo don Juan Carlos rescindirá definitivamente lo que viene siendo un histórico contrato de arriendo de la enorme finca de caza denominada “La Encomienda de Mudela”, en la que durante años ha practicado su deporte favorito en compañía de muchos de sus amigos cazadores y de personalidades de todo el mundo como la princesa Carolina de Mónaco y numerosos príncipes alemanes.

La última gran cacería celebrada allí tuvo lugar en noviembre de 2011 en presencia de la infanta Elena, pero con lo que parecen ser los nuevos aires de regeneración en el espíritu del rey ya circula que el Estado se ahorrará los 600.000 euros anuales de arriendo que Parques Naturales (Ministerio de Medio Ambiente) pagaba hasta ahora por el alquiler de esta finca histórica que fue testigo de innumerables cacerías del general Franco, aunque dicen que a su esposa Carmen Polo no le gustaba de ir por allí por afirmar que existía un fantasma. Una propiedad de 17.000 hectáreas ubicada entre las localidades de El Viso del Marqués y Santa Cruz de Mudela, en Ciudad Real, y en la que cazó abundantemente el rey Alfonso XIII en tiempos en los que formaba parte del importante patrimonio de los marqueses de Santa Cruz. En 1954 fue adquirida por el Estado, que la mantiene en arriendo (secano y ganadería extensiva) reservándose un notable castillo y un caserío en los que se alojan los ilustres cazadores. Por tanto ya no aparecerán por allí los Abelló, los March, los Botin y tantos otros cresos, ni tampoco esas “señoras rubias que tanto venían por aquí” según afirma un ciudadano del municipio cuyo alcalde ya se ha quejado de la medida por lo que ello supone de merma de puestos de trabajo para los lugareños.

Cumpleaños y Pascua militar

El domingo pasado don Juan Carlos cumplió sus 76 primaveras, a pesar de las cuales no parece querer dar muestras de fatiga y ni mostrar imagen de desgaste en puertas de lo que podría ser una inminente imputación de la infanta Cristina en el Caso Nóos. Un cumpleaños celebrado el mismo día en el que el que anciano ex gran duque Juan de Luxemburgo festejaba sus 93 años reafirmando su posición entre los decanos de esa vieja realeza europea que aún recuerda tiempos mejores. Entre tanto algunos afirman que David Rocasolano, el polémico primo de la princesa de Asturias, prepara un segundo libro con más artillería pues lleva ya tres meses ausente de los foros de internet desde que a finales de septiembre afirmó en la red: Como dije hace mucho tiempo Felipe y Letizia serán Reyes de España, y como dije ayer eso pasará en dos meses”. Un extraño vaticinio, obviamente errado, y un extraño silencio de este singular personaje mientras que en Madrid tenemos al príncipe Christian de Hannover, hijo de ese ínclito Ernesto Augusto que parece estar desaparecido de la escena pública (hace tiempo que no aparece por Montecarlo) entre viaje y viaje de una a otra de sus residencias en Kenia, Alemania o Bali y periplos por Tailandia y Capri en compañía de su nueva acompañante.

Christian de Hannover de fiesta en fiesta en Madrid

Parece que siguiendo la estela de Luis Alfonso de Borbón, Nicolás de Grecia o Andrea Casiraghi, de quien es buen amigo, Christian de Hannover, a quien no sabemos si se ha recibido en el palacio de la Zarzuela y que se dedica a gestionar las importantes inversiones de su familia en Dubai, ha puesto sus ojos en una bella modelo peruana hija de una de las familias más influyentes de su país: Alessandra de Osma. Parece que Christian, cuyo hermano mayor es a día de hoy en verdadero representante de su importante y rica dinastía poseedora de varios castillos en Alemania y Austria, y Alessandra (“Sassa”) se pasean de fiesta en fiesta por Madrid en compañía de amigos como Tamara Falcó, Ana Boyer o la princesa Scilla Ruffo di Calabria (sobrina nieta de la reina Paola de Bélgica y pariente de media aristocracia italiana). Porque a ninguno le falta la fortuna ya que el padre de Alessandra, Felipe de Osma y Berckemeyer, es todo un potentado del Perú y miembro de una familia de la oligarquía local que ha dado ministros y diplomáticos al país. Entre otras cosas es gerente de la sociedad Hermes, dedicada al transporte de valores, que hace poco entró también en el negocio de la minería del cobre abriendo una planta en la ciudad de Cuzco que viene a unirse a las 14 oficinas que tiene por todo el país.

Sin embargo su hermano Miguel, un notable díscolo de la sociedad limeña bastante amigo de las armas, fue en 1997 uno de los principales acusados del asesinato de su vecino el deportista Juan Succar abandonando el Perú unos días después de los hechos en un caso judicial que aún continúa abierto. Historias truculentas que se olvidan con facilidad cuando la fortuna es tanta, y cuando para el Gotha europeo el dinero parece ser cada día más importantes que la sangre o la en otro tiempo necesaria ejemplaridad. 

Ricardo Mateos