Menú Portada
EXCLUSIVA
El juez Garzón abre la veda de los llamados "Niños de la Guerra"

Documentos y fotos inéditas de la Guerra Civil

Septiembre 2, 2008

Sacas repletas de cartas están localizadas en el Archivo de Salamanca y nunca llegaron a su destino
Bastaba una carta, e indicar su apoyo al Movimiento, para recibir la bendición de la Secretaria de Protección de Menores y adjudicar los niños a quien los solicitaba
Extraconfidencial.com está dispuesto a facilitarle una larga lista de pueblos, ciudades y edificios públicos y religiosos dónde es tan sencillo cavar para encontrar tumbas de los represaliados


El juez Baltasar Garzón anuncia que reabrirá fosas y recuerdos de la Guerra Civil Española. Suerte la suya que con sólo una firma tiene la llave de la caja de pandora… La cuestión es saber dónde están enterrados muchos de los asesinados de la contienda militar. ¿De qué bando Sr. Magistrado?
Aprovechando que el juez Garzón abre la veda de los llamados “Niños de la Guerra”, sólo a la antigua URRSS fueron enviados más de 4.500 niños, los cuales fueron muy bien acogidos por el país ruso. Sabemos que eso les vino muy bien a los dirigentes del Partido Comunista, pues gran parte de ellos vivieron a mesa y mantel.
Pero lo más sangrante fueron las inocentes víctimas, separadas de sus padres por decreto de aquellos que por entonces gobernaban en cada provincia de la geografía española. Extraconfidencial.com tiene en su poder documentación que demostrará cómo se utilizaron a esos niños de mercancía de cambio. En Rusia, a muchos de ellos se les prohibía regresar a España. Los servicios de Información del Movimiento por entonces encargado a Falange realizaron una labor muy minuciosa y a la vez facilitada por centros religiosos dónde habían sido albergados muchos de los hijos de los republicanos.
Era importante y Extraconfidencial.com muestra con documentos las intenciones del Gobierno de Franco en la repatriación de esos niños. Pero las formas hicieron sospechar a los republicanos en el exilio. Se utilizaron muchas formas de eludir a los servicios de espionaje. Ponemos un ejemplo; los niños de Rusia enviaban sus cartas a los otros niños que se encontraban exiliados en México, remitiendo una carta que debía llegar a sus padres en España; el sobre original era introducido en otro sobre y a su vez se enviaba con remite desde México. Pero de nada servía; recuerda el firmante de este artículo las sacas repletas de cartas localizadas en el Archivo de Salamanca y que nunca llegaron a su destino. Mostramos algunas de ellas.

Adoptar a los niños y fusilar a los padres

Otro de los muchos casos en los que se traficaba con las vidas de estas pobres criaturas fue el prohijar a muchos de los niños extraviados a lo largo de toda Europa. Bastaba una carta, e indicar su apoyo al Movimiento, para recibir la bendición de la Secretaria de Protección de Menores y adjudicar los niños a quien los solicitaba. No se averiguaba si los padres vivían o no. Estamos convencido que durante la repatriación de esos niños, las cartas recibidas servían a los fieles al Movimiento para un sólo fin que fue realmente por el que se creó y organizó tanto despliegue de fuerzas: localizar el domicilio de esos padres rojos y, posteriormente, ajusticiarles. Dicho de otro modo, para fusilarles sin más.
Si la intención del juez Garzón es saber dónde pueden estar enterrados personal civil de uno y otro bando, producto de represalias vecinales o actuaciones militares, Extraconfidencial.com está dispuesto a facilitarle una larga lista de pueblos, ciudades y en los edificios públicos y religiosos dónde es tan sencillo cavar para encontrar aquello que Vd. anda buscando, señor Magistrado.

JULIO FERNANDEZ