Menú Portada

Diputados y senadores fijan su propia jornada laboral en 35 horas semanales, 10 horas menos que la media española marcada por la EPA

Noviembre 12, 2015

Meses antes, el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas de Cristóbal Montoro fijaba la duración en 37 horas y media “La jornada ordinaria de los funcionarios de las Cortes Generales será la que fijen las Mesas de ambas Cámaras, oída la Junta de Personal”, dice su Estatuto de Personal. En 2013 el sueldo más frecuente en España alcanzaba unos 1.290 euros al mes, mientras que el salario base mensual de las Cortes fluctúa desde los 1.875,14 euros hasta los 3.862,85 euros

jesus posada

Vivimos una época en la que hemos aprendido a convivir día a día con los recortes, la austeridad se ha convertido en un término manido y el que menos ha manejado expresiones tan macroeconómicas como prima de riesgo, deflación o deuda pública. La cosa no se ha puesto nada fácil en el último lustro, pero si algo queda a lo que aferrarse es a la recuperación, llámese a ésta brotes verdes o crecimiento incipiente. Lo cierto es que la tijera ha sido la herramienta preferida para recortar al ciudadano medio tanto salarios -5% de la nómina y eliminación de la paga extra de 2012 al funcionariado. Pero si advertimos esta situación, hemos de comprender que no ha sido el único momento en el que los sucesivos Gobiernos han quitado el sacabocados de paseo.

El 29 de diciembre de 2012, el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas dirigido por Cristóbal Montoro, blandía la resolución de la Secretaría de Estado de Administraciones Públicas por la que “se dictan instrucciones sobre jornada y horarios de trabajo del personal al servicio de la Administración General del Estado y sus organismos públicos”. Por aquel entonces, el calendario laboral exponía que la duración de la jornada general se establecía en 37 horas y media semanales “sin que pueda menoscabarse el cómputo anual de la misma con ocasión de la jornada intensiva de verano o de festividades locales y nacionales”. El horario fijo de presencia se marcaba de 9,00 a 14,30 horas (tan sólo 5 horas y media por jornada).

Sin embargo, los altos cargos de la cúpula del Gobierno no tardaron ni año y medio en limar algunos flecos de la anterior resolución para dejar el horario de los diputados y senadores del Estado reducido a pírricas migajas. Así lo hicieron las Cortes Generales amparándose en el artículo 59.1 de su Estatuto de Personal en el que se dice que la jornada ordinaria de los funcionarios de las Cortes Generales será la que fijen las Mesas de ambas Cámaras, oída la Junta de Personal”. De este modo, el 11 de junio de 2014, el órgano constitucional del Reino de España sacaba un acuerdo por el que se modificaban las normas sobre jornada y horarios.

Con todo, la jornada semanal de trabajo en las Secretarías Generales de las Cámaras quedaba sujeta a un horario que comprendía 6 horas diarias de lunes a jueves (9,00 a 15,00 horas), cinco horas del viernes (9,30 a 14,30 horas) más tres horas de dos tardes semanales de lunes a jueves (16,00 a19,00 horas). Un régimen que apunta a un cómputo global de 35 horas semanales, dos horas y media menos que las establecidas 18 meses atrás por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

El agravio comparativo con el ciudadano medio

Según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa la jornada laboral más común en España es la que incluye de 40 a 49 horas a la semana. Así lo confirman los 7,61 millones de ocupados que se inscriben en este régimen horario. Una media de 44,5 horas semanales que supone casi 10 horas más de lo que deben trabajar los funcionarios de las Cortes Generales.

Los datos resultan más sangrantes si cabe al recordar la encuesta realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), cuyos datos fueron recogidos en 2013 y de la que se extraía que el sueldo más frecuente entre quienes trabajan en España alcanza los 15.500 euros; esto es, unos 1.290 euros al mes. Mientras tanto el sueldo medio se fija en 22.697,86 euros o lo que es lo mismo, 1.891 euros al mes. Teniendo en cuenta el Convenio Colectivo del Personal Laboral de las Cortes Generales, el salario base mensual fluctúa desde los 1.875,14 euros -brigada de mantenimiento-, hasta los 3.862,85 euros –médicos-, lo que establece un salario medio de 3.087 euros al mes entre las once categorías diferentes que contempla el convenio. Todo ello sin contar complementos de antigüedad, de dedicación especial o de destino.

Doinel Castro