Menú Portada
La crisis económica afecta directamente a la financiación de los eventos deportivos

Dificultades para Londres 2012, Madrid 2016 y el Plan ADO

Enero 29, 2009

Mark Howell, director de la división Londres 2012 de la oficina turística “Visit London”, una de las patas del comité organizador de los Juegos Olímpicos de 2012, ha visitado Madrid y ha dejado un mensaje ciertamente preocupante. Howell afirma que Londres 2012 está ante la situación más difícil a la que haya hecho frente un comité organizador debido a la crisis mundial. No ha dicho que los Juegos corran peligro, pero sí ha advertido que el derroche que ha rodeado a las últimas citas olímpicas tendrá que desaparecer. El proyecto de Madrid 2016 no le va a la zaga en problemas. Más bien al contrario.

pq__ado_16.jpg

Si hay crisis la hay para todos. Y lo mismo que usted en su casa lo primero que hace es prescindir de lo superfluo, también las grandes organizaciones se aprietan el cinturón. La empresas de Londres 2012 no pueden seguir pagando los Juegos, por lo que la Administración británica tendrá que adelantar el dinero de las arcas del Estado y ya lo recuperará… si puede.
Pese a ello el discurso de Howell sigue siendo optimista y dice que hoy día ser ciudad candidata a organizar unos Juegos es un negocio, aunque no esconde que muchos proyectos no se van a poder acabar a tiempo, si bien las instalaciones de los torneos se acabarán en 2010.
Viene esto a cuento de la situación que atraviesa la candidatura de Madrid 2016, sumida en la crisis económica como todo el país, o incluso un poco más porque no olvidemos que es el proyecto de un ayuntamiento, el de Madrid, que pasa por ser el consistorio más endeudado del país, con cifras difíciles de comprender. Se ha derrochado y la fuente se ha secado. Las empresas colaboradoras tienen dificultades todas ellas y por mucho que quieran arrimar el hombro es que no pueden hacerlo, ni deben hacerlo cuando la propia supervivencia empresarial es la prioridad.
¿Hace cuánto tiempo que no oyen que Madrid 2016 ha organizado algo? Aquel aluvión de organizaciones de 2007 y 2008 ha pasado a mejor vida, y salvo los viajes del alcalde para visitar a comités olímpicos, no se gasta ni en sellos. ¿Hasta cuándo? Hasta que pase el temporal, pero parece que aún no hay fecha para ello. El Gobierno central ha prometido financiación, pero con el país en recesión, a ver de dónde sale el dinero, cuando hay otras prioridades.

El Plan ADO

Pero si para Madrid 2016 la situación comienza a complicarse –encima Obama ya ha dicho que apuesta por su Chicago como símbolo de su mandato-, la situación de los deportistas profesionales españoles tampoco va a mejorar en plena crisis. Salvo el fútbol que sigue derrochando como si no pasara nada –que se aten los machos como los contratos televisivos no puedan sustentarse-, el resto del deporte español es más consciente de la situación.
El Plan Ado, aquel invento maravilloso que se creó entre la Administración española y RTVE para becar a los deportistas que podían llegar a los Juegos de Barcelona 92, es en estos momentos víctima de la crisis empresarial que azota el país. Esta misma semana hemos leído la solicitud de suspensión cautelar de la inmobiliaria Nozar, una de las catorce empresas que componen el abanico de entidades patrocinadoras del ADO. Las restantes, salvo raras excepciones, tampoco lo van a seguir tirando y las que no se retiren del todo sí bajarán el volumen de la ayuda. O eso, o nada.
Consecuencia que los cerca de 250 deportistas becados por el ADO están con sus carreras pendientes de un hilo. El Estado, a través del Consejo Superior de Deportes, tratará de minimizar los efectos de la crisis, pero el dinero no crece en los árboles y se llegará hasta donde se pueda.
No, no pintan bien las cosas. Pese a los éxitos de nuestros deportistas en muchas especialidades, la base que ha de asegurar una buena participación en Londres, desconoce qué pasará con ellos en este 2009. Por mucho Ministerio de Deportes que el señor Rodríguez Zapatero se quiera inventar el próximo mes de enero, cuando remodele su Gobierno.