Menú Portada
La oposición de Boadilla del Monte presentará ante la Audiencia Nacional una documentación confidencial en el procedimiento contra el ex presidente de la CEOE

Díaz Ferrán y su presunto testaferro, Ángel de Cabo, vinculados en el epicentro de la trama Gürtel

Julio 17, 2012

Según la información, que en los próximos días la oposición en el municipio madrileño de Boadilla del Monte, presentará y entregará al juez Pablo Ruz, en la Audiencia Nacional, magistrado que investiga las presuntas irregularidades penales que afectan al ex presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, y a su presunto testaferro, el empresario valenciano Ángel de Cabo, ambos aparecen supuestamente vinculados en el epicentro de la trama de irregularidades urdidas en este municipio madrileño, cuna del caso de corrupción conocido como Gürtel, y que afecta a la financiación irregular de algunos altos cargos del PP.

Las irregularidades en el municipio madrileño de Boadilla del Monte salpican presuntamente al ex presidente de los empresarios españoles y ex propietario del Grupo Marsans, Gerardo Díaz Ferrán, y a su hijo, Gerardo Díaz Santamaría, su mano derecha en los negocios familiares. Según la información que obra en poder de Extraconfidencial.com,  el Ayuntamiento madrileño del célebre alcalde del PP, Arturo González Panero, más conocido como “el Albondiguilla”, perdonó a una empresa de la familia Díaz Ferrán (Trapsa), cerca de 500.000 euros como penalización por unas obras jamás terminadas relacionadas con la construcción de un Centro Deportivo de Alto Rendimiento (CAR), y un gimnasio. Unas obras que fueron concedidas por Panero, el amigo de juergas de Francisco Correa, en el año 2005 y que todavía a día de hoy siguen sin finalizarse.

Pabellón deportivo fantasma

Al frente de este Centro de Alto Rendimiento de Gimnasia se iba a situar el hoy presidente de la Federación Española de Gimnasia, Jesús Alfonso Carballo Martínez, que fuera oro en el Mundial de Puerto Rico celebrado en el año 1996, donde obtuvo la máxima calificación en la modalidad de barra fija. Carballo, militante del PP y vecino de Boadilla, fue compañero de Arturo González Panero en la candidatura del Partido Popular en esté municipio madrileño en el periodo 2003-2007. Panero encabezaba la lista y Carballo ocupaba el lugar número 21 de esta lista municipal del Partido Popular.

La concesión de este hipotético gran pabellón de gimnasia se realizó sobre un solar público de 6.242 m2 y fue firmada en junio de 2005 por el ex alcalde Arturo González Panero, luego imputado en el caso Gürtel. La única empresa que se presentó al concurso fue la mencionada sociedad Trapsa, que se comprometió a construir el centro deportivo en 18 meses. A pesar de que las obras tenían que haber finalizado, según el contrato, en el año 2007, el proyecto a día de hoy sigue sin tener fecha de finalización. Y no se sabe a ciencia cierta si esta parcela municipal esta hoy en manos del empresario valenciano Ángel de Cabo, lo que se trata de averiguar por la oposición municipal.

Díaz Ferrán y la Caja de Ahorros de Galicia

Además, Trapsa solicitó, sólo un año después de serle concedida la adjudicación, un permiso al Ayuntamiento para hipotecar la concesión del uso del gimnasio, que le fue concedida sin problema alguno por “el Albondiguilla”. Así, según la denuncia, la empresa de Díaz Ferrán hipotecó los supuestos ingresos cuando abriera el gimnasio para de esta forma conseguir un préstamo para tapar los agujeros de otras empresas del grupo. Esta práctica fue repetida por el ex presidente de la CEOE con el uso de otras dos concesiones con las que contaba: un gimnasio en Fuenlabrada (Madrid), y otro en Jerez de la Frontera (Cádiz). Los futuros ingresos de la explotación de estos tres centros se incluyeron como garantía en un préstamo de 11 millones de euros que concedió al grupo de Díaz Ferrán la Caja de Ahorros de Galicia.

También, Díaz Ferrán intentó hipotecar el solar donde se alzaría este Centro de Alto Rendimiento para los mismos fines, sin lograrlo, ya que aunque la concesión era por un periodo de 50 años, el solar correspondía a la titularidad pública y el siguiente alcalde de Boadilla, Juan Siguero, no tuvo más remedio que desestimar en septiembre de 2009 la petición de Trapsa. Sólo unos meses antes, en julio de 2009, el hijo mayor del ex presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Santamaría, en representación de Trapsa, había solicitado al Ayuntamiento de Boadilla del Monte una autorización para proceder como “garantía hipotecaria” sobre dicho inmueble en otro crédito abierto con la Caja de Ahorros de Galicia. El empresario aseguraba en su escrito que el único objetivo de dicho préstamo era “exclusivamente el pago de los proveedores para ejecutar la obra del centro deportivo”.

Díaz Ferrán, del Pabellón a piscina municipal

A su vez, según la oposición municipal en Boadilla, el ex presidente de la CEOE obtuvo otras presuntas ventajas económicas. Según la información que obra en poder de Extraconfidencial.com, la empresa de la familia Díaz Ferrán, que compartía con su ex socio recientemente fallecido, Gonzalo Pascual, recibió del consistorio de Boadilla unos 30.000 euros de canon cada mes por gestionar otra instalación deportiva: la piscina cubierta de la localidad. Dicho canon siguió recibiéndolo a pesar de que el contrato expiró en septiembre de 2008, por lo que recibió de más presuntamente unos 400.000 euros. En total, se estima que Díaz Ferrán pudo obtener unos benéficos ilícitos superiores a los 800.000 euros en Boadilla del Monte, epicentro de la trama Gürtel.

Pero Jesús Carballo no es el único atleta mundialista y conocido popularmente que ha tenido relación con el Caso Gürtel. También Nyurka Montalvo, medallista en salto de longitud, fue nombrada personal de confianza en el Gobierno valenciano y declaró en la trama mediterránea del caso Gürtel como testigo propuesto por la defensa del ex presidente de la Generalitat, Francisco Camps.
 
Ahora, la oposición municipal en Boadilla del Monte presentara las pruebas y documentación precisa ante el juez Pablo Ruz, para los peritos de la IGAE analicen el verdadero papel que juega hoy Ángel de Cabo en toda esta operación inmobiliaria-deportiva. Un personaje, el empresario valenciano, que también aparece vinculado a otras empresas de la trama Gürtel, como Teconsa y Construcciones Hispania (actual Assignia Infraestructuras).

 
Juan Luis Galiacho
juanluisgaliacho@extraconfidencial.com