Menú Portada
A cuenta del impuesto de sociedades y por la compra de Aerolíneas Argentinas

Díaz Ferrán y Pascual solicitaron la devolución de 20.000 euros mientras, dejaron de ingresar 100 millones de euros en Hacienda

Marzo 30, 2008

El caso promete convertirse en una copia del de “los Albertos”: de momento el letrado de los imputados es el mismo que el de Cortina y Alcocer, Ramón Hermosilla

pq__FERPAS.jpg

El caso Aerolíneas Argentinas parece la historia interminable. La instrucción dura ya más de tres años Por más pruebas que se han practicado, todas a ellas a instancias de la acusación particular encabezada por el letrado Rafael Caro, con la actuación nula de la Fiscalía Anticorrupción y la Abogacía del Estado, no se avanza. Hasta la fecha no se ha adopta medida alguna. Todo sigue igual. Escasos medios de comunicación –salvo nuestro colega hispanidad.com y la agencia Europa Press-, se ha hecho eco y han informado de que Air Comet, sociedad cuyos máximos accionistas son Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual, dejaron de ingresar en las arcas públicas 99.049.520 euros, más otros 7,5 millones de Romana Playa. Total: cerca de 108 millones de euros defraudados. Así lo dictamina el Informe Pericial de la Agencia Estatal de Administración Tributaria aportado al Juzgado número 35 de Madrid, cuya titular es la magistrada Gemma Gallego, y que instruye la causa conocida como Aerolíneas Argentinas.
Más sorpresas: llegó el Informe de las autoridades argentinas gracias a una comisión rogatoria encargada por la citada jueza en el que, entre otras afirmaciones de las que informó este periódico, se afirmaba que “Air Comet y Royal Romana Playa hicieron uso, en su beneficio propio, de los fondos públicos entregados por la SEPI a Intervinvest S.A.” A más: las autoridades argentinas demuestran la falsedad y manipulación de documentos aportados por los querellados y por la propia Sociedad Estatal de Participaciones Industriales.

No pago, pero que me devuelvan dinero

Pues bien, según se desvela en la documentación aportada por la acusación particular, encabezada por el abogado Rafael Caro, mientras los socios mayoritarios de Air Comett dejaban de ingresar 100 millones de euros, solicitaban a Hacienda la devolución de 20.000 euros en concepto del impuesto de sociedades. Sin palabras.
¿Estaremos ante un nuevo caso como el de los Albertos? Las pruebas que, supuestamente, incriminan a Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual, incluso con documentos aportados declarados falsos, no sirven para que alguna autoridad u organismo tome cartas en el asunto. Y la prueba del algodón: de momento el abogado de los imputados Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual es el mismo que el de los Albertos. Ramón Hermosilla. A buen frente se enfrenta el abogado de la acusación particular, Rafael Caro.