Menú Portada

Díaz Ferrán camino de la Presidencia de la Fundación CEOE, los regalos de Navidad de ZP y los trucos de las privadas para incluir publicidad “ilegal”

Diciembre 29, 2010

En la CEOE, por lo menos hasta ahora, podía pasar cualquier cosa bajo la presidencia de Gerardo Díaz Ferrán que, pese a su resistencia numantina, por fin, y para alivio de muchos empresarios ha dejado el paso libre, vía elecciones, a su sucesor, Joan Rosell. Quizás esa actitud sea la que, casi con toda probabilidad, le conduzca a presidencia de la Fundación de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales. Un buen cargo, una buena recompensa por los servicios prestados. O al menos eso nos cuentan. Y una buena atalaya desde la que contemplar como acaba la declaración de Ignacio Ruiz Jarabo, como ex presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones, en el Juzgado nº 35 de Madrid que instruye el Caso Aerolíneas Argentinas. De momento, tres ex altos cargos de este organismo público se encuentran ya imputados. Y va para cinco años una causa abierta gracias, entre otras, a la inquebrantable tarea del abogado Rafael Caro Moya.

Hasta ahora sabemos que los regalos, sean cuales sean, que reciben los Reyes de España o los Príncipes de Asturias pasan directamente a propiedad de Patrimonio del Estado y cuyo destino se guarda bajo secreto sumarial. La crisis no afecta, en esta época propicia a los obsequios y agradecimientos, ni a la Casa Real ni, por supuesto al inquilino del Palacio de La Moncloa, José Luis Rodríguez Zapatero y familia. Lo que desconocemos es qué se hace con ellos. Legalmente, el Capítulo III, Artículo 3º, de la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2011 establece que “los empleados públicos comprendidos dentro del ámbito de aplicación de la presente Ley, con excepción de aquéllos sometidos al régimen de arancel, no podrán percibir participación alguna de los tributos, comisiones u otros ingresos de cualquier naturaleza, que correspondan a la Administración o a cualquier poder público como contraprestación de cualquier servicio o jurisdicción, ni participación o premio en multas impuestas aun cuando estuviesen normativamente atribuidas a los mismos, debiendo percibir únicamente las remuneraciones del correspondiente régimen retributivo, y sin perjuicio de lo que resulte de la aplicación del sistema de incompatibilidades y de lo dispuesto en la normativa específica sobre disfrute de vivienda por razón del trabajo o cargo desempeñado”. ¿Ustedes se lo creen?

 

La Corporación RTVE ha reconocido unas pérdidas de 66 millones de euros, entre otras cosas porque no han recibido el canon de las tele operadoras. La prohibición de emitir publicidad en Televisión Española no sólo ha perjudicado a las arcas del Estado, sino a los propios anunciantes que, a través de su Asociación, ya han reclamado que puedan incluir spots en la parrilla de La Primera. Pero quienes se frotan las manos, más que nadie, son Tele5 y Antena 3TV que ya no saben qué hacer para aceptar todas peticiones. La Ley fijan un máximo de nueve minutos de publicidad por hora de emisión. Pues las mencionadas cadenas, sobre todo en aquellos programas de máxima audiencia, han encontrado la fórmula mágica: introducir anuncios de marca durante el desarrollo del programa con la colaboración, gratificada por supuesto, del presentador del programa.