Menú Portada

Día de Reyes en el Bernabéu

Septiembre 16, 2015

Si por algo pasará a la historia el partido contra el Shakhtar es por los regalos. Entre Pyatov, el árbitro y Azevedo le regalaron al Madrid un debut plácido en la Champions. Poca cosa tuvo el partido salvo que además de los presentes, Benítez debe preocuparse por el estado de salud de Bale, Varane y Ramos. Eso y que Cristiano se acerca poco a poco a Raúl como máximo goleador en la historia del club

real shaktar

No jugó bien el Madrid. Aburrido, se puede decir, pero el peso del escudo sirvió para solventar la papeleta ante un equipo que prometía más de lo que dio, que fue poco. Muchos errores para vivir tranquilo en la casa del Madrid. Las preocupaciones del entrenador blanco tiene que ver más con los lesionados que por los ucranianos. Se bromea en las últimas temporadas con que le viene bien al técnico que se lesione uno de los de arriba para cuadrar la alineación. Como broma puede, pero la realidad es que si te lesionan dos que suman cerca de 200 millones de euros no te dan ganas de reír.

Buen debut de Atlético y Sevilla

El Atlético venía de perder con el Barcelona, pero no solo el partido sino también las sensaciones y ganar en Estambul le devolvió buenas vibraciones. Los goles de Griezmann sirvieron para ganar muy rápido y además para recordar que es uno de los jugadores de la Liga porque es cierto que el sábado en el Calderón vivió tan lejos del área que no pareció tan bueno. El rendimiento del francés deja además en mal lugar a Jackson, que de momento no arranca.

A golpe de penalti volvió el Sevilla a la Champions. Le pitaron tres en el Pizjuán, que ya tiene mérito, y aprovechó dos de ellos para encarrilar la victoria ante el Borussia Monchengladbach. El cómodo triunfo ayuda al regreso de Sergio Rico a la portería que parece que es el que quiere la afición. Entre las cosas buenas, muy buenas, está Reyes, un privilegiado del fútbol, que volvió a jugar muy bien, y que si hubiera puesto un poco más de él seguiría jugando en la selección.