Menú Portada
En el Registro oficial no constan ni los estatutos ni el domicilio social

“Despertar Sin Violencia”, una Asociación basada en la mentira

Febrero 14, 2010
pq__carmen-sanchez.jpg

Es inevitable que en torno a dramas, tragedias y catástrofes surjan indeseables que intenten, y en ocasiones lo consiguen, realizar cuantiosos negocios. Este puede ser el caso de la Asociación “Despertar Sin Violencia” que, supuestamente, pretende concienciar y luchar con la violencia de género. La historia no tiene desperdicio.
Su presidenta, Carmen Sánchez Flores, declaraba a distintos medios de comunicación y ante las autoridades, haber sido maltratada por su ex marido. Los hechos se remontan al día 20 de Noviembre del 2007, cuando él, al salir de la vivienda que habitaba en solitario tras la separación, descubrió como Carmen Sánchez “se encontraba rayándole el coche y para evitar que continuara, la apartó, agarrándole fuertemente por el brazo”. Una sentencia en firme de la Audiencia Provincial de Málaga de 3 de marzo de 2008 le absolvía del delito de malos tratos en el ámbito familiar y retiraba la medida cautelar de acercamiento impuesta en principio por un Juzgado malagueño. Y la propia Carmen Sánchez renunció a la indemnización por los hematomas sufridos en el antebrazo.

Denunciada por la vicepresidenta

Cuatro meses después, en octubre de 2008, Carmen Sánchez Flores fundaba una Asociación contra la violencia de género y comenzaba a realizar ruedas de prensa, en las que enarboló la bandera de ser una mujer maltratada y por ello “se bien de lo que hablo”. También inició contactos con la Delegación de la Mujer del Ayuntamiento de Marbella, solicitando ayudas y sobre todo un local. Diversos medios de comunicación recogieron su versión sesgada sobre su experiencia como mujer maltratada.
Hace pocos meses organizaba una gala benéfica en los jardines del Hotel Incosol de Marbella con el fin de conseguir fondos para tan “altruista” misión y continúa en sus avatares con el fin de recoger adeptos para tan humanitario fin. Lo cierto es que extraconfidencial.com ha podido constatar que en el censo de Asociaciones andaluzas no constan ni los estatutos, ni la formalización ni el domicilio social de la Asociación. Todo apunta a que la presidenta ha dado como domicilio el suyo propio y que en breves fechas deberá desalojar por orden judicial, al tiempo que tendrá que sentarse en el banquillo de los acusados y responder de los daños efectuados al coche de su ex marido.
El colmo del desagravio se ha producido la semana pasada. Carmen Sánchez Flores fue denunciada por la propia vicepresidenta de la Asociación. Los motivos: “Acoso, malos tratos psicológicos, injurias, amenazas y presunta apropiación indebida”. El Juzgado número 2 de Marbella, instruye el caso. Pese a todo, Carmen Sánchez pasea del brazo de políticos y concejales de la Diputación Provincial y del Ayuntamiento de Marbella.

Cristóbal Toro