Menú Portada

Despachemos al otoño

Diciembre 15, 2013

No se ha ustedes pero se me ha pasado estos 89 días del otoño en un abrir y cerrar de ojos. Y si no hubiera sido por esos colores ocres y amarillos que han adornados nuestros campos, parajes y bosques, y porque las calles siguen llenas de hojas, no tendría la sensación de estar inmersos en esta estación del año.

Y hay dos datos que nos llevan a ponerle muchos peros al otoño. Los niveles de precipitación, sobre todo en el último mes han sido escapos. En la vertiente mediterránea ha llovido solo un 25% de los que suele ser habitual, a falta de datos oficiales y en algunos rincones como Galicia, se han pasado un mes entero sin ver caer ni una gota. El segundo factor, las temperaturas, de puro verano durante el primer mes, donde se batieron record en las máximas hasta noviembre, con el personal disfrutando de  las playas no solo del levante, San Juan, Alicante, sino también por el norte, La Concha en San Sebastián. Y del calor, pasamos de golpe y porrazo a un tiempo invernal, sin transición, con nevadas que anticiparon la apertura de las estaciones de esquí y con valores de hasta 12 grados bajo cero en Puebla de Sanabria, Zamora.

Lunes, 16 de diciembre, ecuador del último mes del año y tras el paso de un frente durante el fin de semana que al parecer tenía mucha prisa, recuperamos cierta calma, incluidas las Canaria, donde vuelven las lluvias, a las islas más occidentales, pero no con la intensidad de la semana pasada. Volvemos a tener altas presiones y no será hasta últimas horas del día cuando lleguen las lluvias a las costas gallegas. Los cielos estarán cubiertos  en el mediterráneo, sur de Valencia y Baleares. No desaparecen las nieblas densas de primeras horas ni del Duero ni de la cuenca del Ebro.  El  viento de levante se vuelve revoltoso  en el estrecho y en el litoral andaluz. El otoño comienza su cuenta atrás. 

Por Santa Lucía acorta las noches y crecen los días”.