Menú Portada

Descubiertos: cuando estar en números rojos nos puede salir muy caro

Septiembre 23, 2016
descubiertos

Aunque el consumo y el acceso al crédito aumentan, para un grupo muy importante de la población las posibilidades siguen siendo escasas. Estas van desde “tirar de la tarjeta de crédito” -una opción financiera a la que no todos tienen acceso y en muchas ocasiones causa más problemas que soluciones en el corto plazo-,  al uso del descubierto, los conocidos como “números rojos”. Estos permiten salir del paso en ocasiones para pagar recibos de los servicios más básicos como la luz, agua o el gas pero con un coste que castiga proporcionalmente más al que debe poco.

Los descubiertos no son para nada baratos, a pesar de los cambios de los últimos años. En 2012 hubo uno importante, la Circular 5/2012 sobre transparencia de los servicios bancarios y responsabilidad,  en la que se estableció como debe informarse sobre los llamados “descubiertos tácitos”; es decir, aquellos mediante el cual el Banco pone a disposición de un consumidor fondos que superen el saldo de su cuenta a la vista. Pero este cambio no ha supuesto más que una mejora en información y no en el coste del mismo. Por ejemplo, desde el desarrollo de esta circular, en caso de descubierto tácito, se prolongue durante un período superior a un mes, el Banco  deberá informar sin demora de su existencia, de su importe, el tipo interés, posibles penalizaciones y gastos o intereses de demora aplicables. Más información pero muchas veces cuando el coste ya es inevitable.

Comisiones que disparan el gasto

Por ello, el punto de arranque no está sólo en conocer el coste cuando ya se ha incurrido en el, sino saber que es lo que les puede cobrar un Banco antes de elegir esta opción de financiación. Las diferencias son muy importantes. Actualmente, los intereses se mueven en una horquilla similar que oscila entre un 9,52% y un 10%. Estos tipos son incluso competitivos respecto a otros productos financieros como las tarjetas de crédito o especialmente los préstamos rápidos y los mini créditos, pero el problema es que más allá de los intereses hay que añadir altas comisiones.

Las comisiones y, especialmente, sus mínimos disparan el coste real de los números rojos. Las cantidades mínimas son una verdadera “trampa”, que llevan a que, por poner un caso, por un descubierto de tan sólo 10 euros, les puedan cobrar hasta 18 euros de comisión. Como las aplican las diferentes entidades es fundamental. Existen entidades (Ing Direct, Bankinter), que no cobran comisión por la reclamación frente a una mayoría que si lo hace. Estos porcentajes que se aplican por la cantidad más alta en números rojos varía de entre el 4,50% al 2,40%, una diferencia en más de dos puntos. Pero lo que determina más aún el coste es el cobro de mínimos.  Para un ejemplo de descubierto de 300 euros, el 4,50% supone 13,50 euros, pero Santander o BBVA se embolsan una cantidad superior, 18 euros y 15 euros, respectivamente. Todo ello con descubiertos autorizados; es decir, consentidos, porque si no lo son, se puede añadir incluso otra comisión, la de reclamación de posición deudora en la que incluso muchas entidades incluyen 0,38 euros de “gasto de correo”.

Consejos para un mejor uso del descubierto

Gestionar adecuadamente los descubiertos les ayudará a conseguir ahorro o beneficios financieros:

– En primer lugar, procure utilizar siempre el descubierto tácito o reconocido por la entidad, como una medida excepcional para cubrir problemas. Si lo hace de forma recurrente tendrá un importante coste.

– Controle el ciclo de pagos de los recibos y evalúe si interesa o no que su banco asuma el pago en descubierto, comparando su coste sobre lo que pagaría si tuviera que devolver este recibo por falta de fondos. Si es más barato lo segundo, pida a su banco que no le acepte ningún recibo con la cuenta en números rojos.

– Si tiene problemas con recibos de forma recurrente, intente cambiar la forma de pago a por ejemplo de adeudo en cuenta a pago de ventanilla o transferencia, para no llegar nunca a números rojos.

– Tenga mucho cuidado con la disposición de efectivo, muchos bancos permiten sacar más dinero de la tarjeta que saldo disponible, por lo que tras ello acabaría en descubierto y en los importantes costes que hemos señalado. Si tiene esta posibilidad, especifique a su banco que nunca le permita disponer de efectivo que exceda de su saldo actual o consulte siempre su saldo con anterioridad a sacar dinero, para saber su límite de disponible y evitar males mayores.

Los descubiertos siguen siendo una de las formas más lucrativas para los Bancos, y por ello, debe estar muy atento y controlar sus cuentas, para evitar un coste importante a la vez que siempre buscar alternativas más económicas