Menú Portada
Ni venta del Bernabéu ni conversión en "sad" se vislumbran en los próximos años

Del Real Madrid de los Juzgados, al Real Madrid del futuro

Marzo 16, 2009

Vicente Boluda, presidente en funciones del Real Madrid, acudió como testigo a la causa que se juzga en el Juzgado de Primera Instancia nº 20 de la capital contra el club interpuesta por tres socios madridistas por los sucesos acaecidos durante la asamblea del 7 de diciembre pasado. Boluda repitió ante el juez lo que ya había dicho en público en numerosas ocasiones y lo más noticiable que salió por su boca fue que tildó aquellos hechos como “una vergüenza”.

pq__zidan.jpg

Los letrados del Real Madrid pidieron al juez declare nulo el procedimiento de medidas cautelares en cuestión, entre otras cosas, porque el Madrid acepta la invalidez de lo sucedido en la asamblea del 7D al haber convocado otra en la que se volverán a votar los mismos temas. Y añadieron que hay otra causa presentada por idéntico motivo en el juzgado nº 68, solicitando al juez que se acumulen ambas.
Total, nada nuevo bajo el sol y que para nada va a variar lo realmente importante en la vida del club que es la asamblea del 29 de este mes en la que como ya saben se pedirá la ratificación de Boluda al frente de la entidad, se votarán cuentas y presupuestos, se modificará el sistema de voto por correo y hasta puede que se fije la fecha de las elecciones.

Tras las elecciones, un nuevo sistema de gestión

Y tras esas elecciones, que bien podrían ser a finales de mayo o como muy tarde el 7 de junio, se conocerá al nuevo presidente del Real Madrid. Un presidente que se encontrará unos números nada boyantes, pero no alarmantes, una gestión deportiva mediocre, y la necesidad de una inversión que permita al club recuperar su entidad en el fútbol mundial.
Mucho se lleva hablando de fichajes, de técnicos, de bajas… si fuera cierto que todos los nombres que se han dado fuesen a aterrizar en el nuevo proyecto, de los 25 jugadores de la actual plantilla no podrían seguir más allá de una decena. Evidentemente, no será así. Y a la pregunta de con qué dinero se fichará a tres o cuatro jugadores de primer nivel mundial si las arcas no están saneadas, la respuesta es con nuevos ingresos fruto de esa nueva gestión que el club necesita implantar. ¿En qué consistirá? Tema de campaña electoral.

Dos temas innegociables

Los aficionados madridistas y especialmente sus socios tienen dos temas “tabú” de los que no quieren oír nada ni admitirían al futuro presidente: la venta del Santiago Bernabéu y la conversión en SAD. Salvo imperativo legal será así. La ubicación del estadio en pleno corazón de la capital, con acceso en transporte público y vehículo particular, no es negociable. El Real Madrid no aceptará un traslado porque no lo estima necesario, ni se le puede obligar como ocurrió con el Atlético de Madrid y el intercambio del Vicente Calderón por La Peineta.
Mucho menos el socio del Madrid quiere al Real transformado en SAD una vez que el sistema lleva implantado en España 17 años y en ese período de tiempo se ha visto la ineficacia del sistema. Sociedades desaparecidas, trasladadas de ciudad, en manos de empresas o empresarios que no siempre actúan en defensa del interés general, etc. Demasiados ejemplos para que los cuatro clubes que en su día se salvaron de la conversión –Madrid, Barça, Osasuna y Athletic- quieran ahora incurrir en el mismo error. Un Madrid propiedad de unos pocos no entra en los planes inmediatos de la mayoría.

¿Habrá votaciones?

Pero todo lo que se diga del futuro del Real Madrid pasa primero por fijar las elecciones, abrir el plazo de candidaturas y saber cuántos concurren a las mismas. Por encuestas sondeos y demás, ya saben quién es el elegido por los socios blancos: Florentino Pérez. Una vez que anuncie su presencia en los comicios, otros sondeos apuntan a que no habrá ningún otro candidato. Se viene dando como segura la presencia de Eugenio Martínez Bravo (Plataforma Blanca) en la carrera electoral. Sin embargo, el intento de acercamiento a una posible candidatura única con FP como cabeza visible nos lleva a sospechar que no hay ni respaldo social ni económico, con lo que su presencia en las urnas parece muy complicada.
Otro de los autoproclamados como candidato, Juan Villalonga, ex presidente de Telefónica y que ya ha protagonizado varios intentos de acceder a la presidencia de un club de fútbol –Valencia, Atlético, Getafe…-, puede tener el capital pero no el apoyo social. Hace un mes se reunió con el otrora aspirante a la presidencia Arturo Baldasano para implicarle en su proyecto, pero recibió un no rotundo. Hoy día sabe que a lo máximo que puede aspirar es a una silla en la junta de FP, pero éste no está por la labor de rellenar su equipo con políticos ni empresarios impopulares.
Resta el que fuera vicepresidente con Lorenzo Sanz, Juan Onieva. Aún mantiene las dudas, pero la realidad es que no está en condiciones. Rumores apuntaron a que tendría el respaldo económico de Alejandro Agag, lo que aún le desacredita más ante los votantes: ¿quién sería el verdadero presidente? Total, el día que Florentino Pérez anuncie su candidatura sabremos el nombre del futuro presidente del Real Madrid sin necesidad de ir a las urnas.
¿Qué a quién traerá como gancho electoral? ¿Kaká, Cristiano Ronaldo, Cesc, Villa? Antes de los comicios, a ninguno. Después, a quien pida el entrenador. ¿Y quién será el entrenador? Por ahí comenzará la casa.