Menú Portada
Los datos pueden con el optimismo de un cada día peor valorado Solbes

De no haber crisis a la crisis mas compleja que se ha vivido nunca

Julio 16, 2008

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, comentó ayer que esta crisis económica “es posiblemente la más compleja que nunca hemos vivido, por la cantidad de elementos que hay encima de la mesa”.

pq_567_solbes1.jpg

Eso si, un día después de que una de las inmobiliarias más importantes del país declarara concurso de acreedores, se siguen aferrando en los componentes externos. Entre estos “elementos”, destacó el continuo encarecimiento del precio del petróleo, que se ha multiplicado por dos en un año, y de las materias primas, así como el difícil contexto de financiación internacional, complicado por las sucesivas crisis financieras en Estados Unidos.  Entonces ¿Por que la mayoría de los países de nuestro entorno crecen más que en España?. En una entrevista en Punto Radio, el titular de Economía auguró que la economía española ha crecido entre el 0,1 y el 0,2% en el segundo trimestre del año, con lo que 2008 podría acabar con un crecimiento cercano al 2%, que será inferior en 2009. No obstante, recordó que, según los cálculos del Fondo Monetario Internacional (FMI), la actividad comenzará a repuntar a finales del próximo año. La situación actual “es, sin duda alguna, muy difícil y muy complicada”, dijo Solbes, quien aseguró que tras haber vivido la crisis del 93 y del 94 “y algunas otras indirectamente”, ésta “es la más compleja que nunca hemos vivido, por la cantidad de factores que están encima de la mesa”. Lo que si ha reconocido Solbes es su intento de ayuda a Martinsa-Fadesa a través del ICO pero que no fue posible porque no se encontró un proyecto “que encajase” en las líneas de avales del Instituto. A pesar de todo, el vicepresidente económico reiteró que no es “excesivamente partidario” de la entrada del sector público para resolver los problemas de sector privado, ya que consideró “difícil” justificar el uso de los impuestos que pagan todos los ciudadanos para resolver los problemas de las empresas. “Los riesgos los tienen que asumir los accionistas”, señaló