Menú Portada

De los 143.000 euros de Trinidad Jiménez para prensa, a los 100.000 del Alcalde de Parla para “dinamización ciudadana”

Marzo 4, 2011

   Anda Trinidad Jiménez muy liada estas últimas semanas con los sucesos acaecidos en Oriente Medio. La Ministra de Asuntos Exteriores se las prometía muy felices tras su designación para el cargo por Rodríguez Zapatero, una vez representado el papel en las primarias que el PSOE convocó en la Comunidad Autónoma de Madrid frente a Tomás Gómez. La hemos podido ver y oír como se defiende en inglés, sobre todo a través de las imágenes ofrecidas por Televisión Española lo que ha reavivado el affaire que su actual pareja sentimental mantiene por un supuesto caso de malos tratos hacia su ex mujer. Dicen de ella, de Trinidad, que es buena gente, que no guarda rencor y que asume sin rechistar las órdenes emanadas de Ferraz. Pues ahora nos enteramos que ha autorizado un contrato de su antecesor en el cargo, Miguel Ángel Moratinos: el suministro de prensa diaria y revistas al Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, durante el ejercicio 2011. El presupuesto de licitación (30 de agosto de 2010), fue de 168.043,18euros (IVA excluido), aunque el importe definitivo se quedó en los 147.676,35. Euros. Nos alegramos por nuestros compañeros de la prensa escrita pero, nos aseguran, que Trinidad lee poca prensa gracias, entre otras cosas, a los resúmenes que de la misma le pasan sus servicios. Se sorprenderían si supieran el número de ejemplares que se adquieren de uno u otro periódico. Otra orden de Ferraz.

  Y del Palacio de Santa Cruz, sede histórica del Ministerio de Asuntos Exteriores, al municipio madrileño de Parla, regentado en su día por el actual candidato del PSOE a la CAM, Tomás Gómez.  Su sucesor, José María Fraile, ha autorizado, en la línea del partido socialista de ahorrar, la Resolución del Ayuntamiento de Parla por la que “se convoca licitación pública para el programa de mediación y dinamización ciudadana”. El importe, ni más ni menos que 100.440 euros anuales. Y menos mal que quien firma la “inversión” es la Concejala Delegada de Hacienda y Patrimonio. Quizás lo que pretende el edil es movilizar a los ciudadanos para que se pronuncien y voten por Tomás Gómez. O que vayan más rápido a las Oficinas del INEM para reclamar un puesto de trabajo. Cuando menos, curiosa la propuesta de Fraile.